La confianza del consumidor subió casi 24 puntos en 2021

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

La confianza del consumidor bajó 3,3 puntos el pasado mes de diciembre en relación al mes anterior, hasta situarse en 81,3 puntos, pero subió 23,7 puntos de media en 2021, superando así el dato de 2020, el primer año de pandemia, aunque no el de los ejercicios anteriores a la llegada del Covid, según datos publicados por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

En concreto, el indicador de confianza del consumidor registró en 2021 un promedio de 83,7 puntos, por debajo de todas las cifras obtenidas desde 2014 a 2019 y de los máximos de la serie registrados en 2015 y 2017, que fueron 19 puntos superiores. Eso sí, la media de 2021 sobrepasa en casi 34 puntos el mínimo histórico de 2012, cuando la confianza del consumidor se situó en 49,8 puntos.

El avance de la confianza registrado en 2021 fue resultado tanto del incremento de la valoración de los ciudadanos sobre la situación actual, que subió una media de 23,5 puntos respecto a 2020, como del aumento del indicador de expectativas en 23,9 puntos.

Así, el índice de expectativas promedió 103,7 puntos en 2021, cifra que se encuentra 10,3 puntos por debajo del máximo de su serie, alcanzado en 2015, mientras que el indicador de situación actual registró una media de 63,6 puntos el año pasado, 32 puntos menos que en 2017, cuando llegó a sus valores máximos (95,6 puntos).

El repunte de las expectativas de los ciudadanos en 2021 es resultado de la mejor valoración que, respecto a 2020, realizan sobre la evolución futura de la economía (+31,5 puntos), del empleo (+28,2 puntos) y de la situación de los hogares (+12 puntos).

Por su parte, dentro del indicador de situación actual, la valoración de los consumidores sobre la evolución general de la economía subió una media de 31,9 puntos en 2021 y la valoración sobre el mercado laboral mejoró 29,7 puntos. En menor medida creció la percepción sobre la situación de los hogares, que avanzó 9,1 puntos de media en el año.

Pese a que el indicador de confianza aún se mantiene por debajo de niveles prepandemia, los datos de consumo y ahorro, que habían permanecido casi estables desde 2015, recuperaron en 2021 niveles anteriores al Covid tras incrementarse 12,7 y 10,3 puntos, respectivamente.

Por su parte, las expectativas de inflación aumentaron 9,7 puntos en 2021 respecto a 2020 y las perspectivas de futuras subidas de los tipos de interés escalaron 12,1 puntos.

LA CONFIANZA CAE 3,3 PUNTOS EN DICIEMBRE

En el último mes del año 2021, la confianza del consumidor bajó 3,3 puntos, hasta los 81,3 puntos, su menor nivel desde el pasado mes de abril.

Este descenso de la confianza en diciembre se debió a la caída en 4,5 puntos de la valoración de los consumidores sobre la situación actual, hasta los 69,8 puntos, y al retroceso, en 2,1 puntos, de las expectativas de los ciudadanos, lo que situó este indicador en 92,8 puntos.

Con la disminución de diciembre, la confianza de los consumidores encadena tres meses consecutivos de bajadas y sigue por debajo de los 100 puntos. La percepción de los consumidores se considera así negativa, ya que para considerarla positiva debe estar por encima de esta cantidad.

En términos interanuales (diciembre de 2021 sobre el mismo mes de 2020), la confianza de los consumidores se ha incrementado 18,2 puntos, con un aumento de 35,6 puntos para el indicador de situación actual y un ligero avance de las expectativas de ocho décimas.

El ICC recoge mensualmente la valoración de la evolución reciente y las expectativas de los consumidores españoles relacionadas con la economía familiar y el empleo, con el objetivo de anticipar sus decisiones de consumo. El indicador recoge valores de entre 0 y 200, considerándose que por encima de 100 la percepción es positiva y por debajo, negativa.