Las exportaciones de Alemania se encarecieron un 8,1% en septiembre, la mayor subida desde 1975

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El índice de precios de las exportaciones de Alemania registró el pasado mes de septiembre una subida mensual del 0,9% y del 8,1% en comparación con el mismo mes de 2020, lo que representa el mayor alza interanual desde enero de 1975, según ha informado la Oficina Federal de Estadística (Destatis).

De su lado, las importaciones de Alemania registraron la mayor subida de precios interanual desde agosto de 1981 con un repunte del 17,7% respecto de septiembre de 2020, mientras que el incremento mensual fue del 1,3%.

En el mes de septiembre, los precios de las importaciones de energía subieron un 107,1% respecto del mismo mes del año pasado, incluyendo un encarecimiento de las importaciones de gas natural del 170,6% y del 75,5% en el caso del petróleo.

De este modo, el índice de precios de las importaciones de Alemania al excluir el impacto de la energía subió un 14,7% interanual, mientras que respecto del mes de agosto subió un 1,3%.

Rebaja las previsiones de crecimiento para 2021 y anticipa un rebote en 2022

El ministro de Economía saliente de Alemania, Peter Altmaier, ha confirmado que el Gobierno germano asume que el ritmo de crecimiento de la mayor economía europea en 2021 no cumplirá las expectativas como consecuencia del impacto de los problemas de la cadena de suministro y los elevados precios de la energía.

«El crecimiento de este año será inferior a lo que todos imaginamos», ha reconocido Altmaier durante una entrevista con la cadena alemana de televisión ARD, donde, al ser preguntado, no ha rechazado la cifra publicada por varios medios alemanes del 2,6% de crecimiento del PIB en 2021 en vez del 3,5% previsto por Berlín el pasado mes de abril.

No obstante, de cara al próximo año, Altmaier ha expresado su confianza en que se registre un ‘boom’ y el crecimiento supere el 4%. «La precondición es que estabilicemos las cadenas internacionales de suministro, asegurando la producción de más microprocesadores», ha indicado.

Según las cifras publicadas en medios alemanes, el Gobierno espera ahora un rebote del PIB del 4,1% en 2022, frente al crecimiento del 3,6% previsto el pasado mes de abril.