Leroy Merlin se alía con Iberdrola para impulsar la movilidad sostenible

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Leroy Merlin, en su apuesta por la sostenibilidad y el negocio responsable, ha firmado un acuerdo con Iberdrola para la instalación de puntos de carga en sus centros, según ha informado en un comunicado.

En concreto, la energética instalará 400 cargadores -incluyendo hasta de 50 kW y 350 kW- para la recarga de un vehículo eléctrico entre 15 y 30 minutos, aproximadamente, con energía verde, procedente de fuentes renovables y con certificados de Garantía de Origen (GdO).

La instalación de estos cargadores se iniciará en las tiendas de la compañía en Andalucía, Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana y se une a la incorporación progresiva de una flota propia de vehículos híbridos que alcanzará el 100% en 2024.

«En Leroy Merlin apostamos firmemente el medioambiente, por lo que la movilidad sostenible debe estar también integrada en nuestro modelo de negocio. Así, estamos trabajando en el desarrollo de un modelo 360º, contando con clientes, proveedores y partners como Iberdrola para su integración en nuestras tiendas», ha explicado el director técnico de la compañía en España, Ignacio Carrasco.

Por su parte, la directora Global de Smart Mobility de Iberdrola, Raquel Blanco, se ha congratulado por esta alianza. «Leroy Merlin es un aliado óptimo para que los usuarios del vehículo eléctrico tengan alternativas cómodas y sencillas para la recarga pública, lo que
nos va a permitir progresar en la movilidad sostenible y en mejorar la calidad del aire de nuestras ciudades y municipio», ha indicado.

Leroy Merlin ha reiterado que «trabaja de manera decidida» para contribuir a la consecución de los retos globales a los que nos enfrentamos como sociedad, como el cambio climático, promoviendo soluciones sostenibles y acompañando a sus clientes en sus
necesidades.

Actualmente, la compañía ya tiene a la venta una amplia gama de cargadores para vehículos eléctricos que permite a los consumidores ahorrar y moverse de forma más sostenible.

Por su parte, Iberdrola sigue apostando por la electrificación del transporte en su estrategia de transición hacia una economía descarbonizada, como palanca clave para la reducción de las emisiones y la contaminación, así como para la recuperación verde.

De esta forma, la firma despliega un plan de movilidad sostenible, con una inversión de 150 millones de euros, con el que intensificará el despliegue de puntos de recarga para vehículos eléctricos en los próximos años.

La iniciativa prevé la instalación de cerca de 150.000 puntos de recarga, tanto en hogares, como en empresas, así como en vía urbana, en ciudades y en las principales autovías.