Los servicios financieros y la nube de datos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Tras la aparición de la COVID-19, los servicios financieros han tenido que adaptarse casi de la noche a la mañana a los retos económicos que presenta la pandemia. Con muchos países y regiones aplicando un confinamiento a su población, los consumidores esperan que la banca ofrezca experiencias digitales que se ajusten a sus expectativas habituales. La innovación digital está en el centro de esta transición. Para manejarse y prosperar en el clima actual, el aprovechamiento de la nube de datos permitirá a las organizaciones financieras responder ágilmente a las demandas de los clientes y seguir siendo competitivas.

Esta tendencia se marcaba incluso antes de la pandemia. Según el informe ‘Accenture Cloud Readiness Report – Banking’ publicado a finales de 2018, más de la mitad de los encuestados en el sector de la banca minorista creían ya que las tecnologías de nube ofrecen la mejor manera de aumentar la eficiencia operativa, y el 40% consideraban que también pueden generar valor empresarial para el sector. No hay duda de que  a día de hoy, con la actual situación sanitaria, el porcentaje de los que opinan lo mismo habrá incrementado considerablemente. La nube de datos puede proporcionar la base sobre la que las empresas pueden construir un ‘stack tecnológico’ (o ecosistema de datos) que proporcione agilidad y crecimiento empresarial. He aquí tres formas en que las empresas de servicios financieros pueden beneficiarse del aprovechamiento de la nube de datos.

Personalización de las experiencias de los clientes

La nube ofrece a las empresas la oportunidad de alojar todos sus diferentes tipos de datos en un lugar seguro, lo que les permite personalizar los servicios para los clientes. Mediante el uso de la nube de datos, las empresas disponen de una ubicación consolidada y gobernada para todo tipo de datos (por ejemplo, los de clickstream, de transacciones y de terceros) que puede ingerir datos de nuevas fuentes como los dispositivos de IoT. Esto permite a las organizaciones obtener una visión de 360 grados de los comportamientos y preferencias de los clientes a partir de múltiples entradas.

Es fundamental una visión integral del cliente para el éxito de una estrategia de personalización, ya que permite a las organizaciones identificar a los clientes de alto valor y garantizar que tengan una buena experiencia en cada punto de contacto. Sin una visibilidad en tiempo real de las interacciones del cliente, no es posible ofrecerle la mejor experiencia posible.

Con el tiempo, las plataformas de banca digital evolucionarán para incorporar modelos de predicción basados en Aprendizaje Automático (ML) para impulsar comportamientos bancarios aún más personalizados. Esto sólo será posible para las organizaciones que aprovechen al máximo la nube de datos, ya que el éxito de los modelos de ML requerirá el apoyo de volúmenes de datos cada vez mayores y el acceso a los conjuntos de datos, tanto dentro como fuera de una organización. Cuanto más pueda una organización optimizar la personalización de los clientes, mejor preparada estará para retenerlos y seguir siendo competitiva.

Aumentar la visibilidad de los datos

El tener un conocimiento profundo de todos los datos disponibles será clave para garantizar que las Fintechs puedan seguir proporcionando las mejores experiencias posibles a los clientes y adaptarse a cualquier demanda que plantee la pandemia. Una manera de lograr esto es adoptar una plataforma de datos en la nube que ofrezca el intercambio directo y seguro de datos sin la complejidad, el coste y el riesgo asociados con los almacenes de datos heredados. Con un intercambio de datos más sencillo y mejorado, las empresas pueden añadir rápida y fácilmente nuevos productos de datos y obtener una visión casi en tiempo real en todo el ecosistema empresarial sobre cómo está funcionando. Ofrecer un producto de datos independiente a los consumidores de datos puede generar ingresos sustanciales. Por ejemplo, las empresas financieras que recopilan datos bursátiles “tick-by-tick” pueden utilizar una plataforma de datos en la nube para crear un proyecto de datos que puedan vender a los Hedge Funds (o fondos alternativos).

Una plataforma de datos en la nube también puede reducir el esfuerzo manual y las copias que son necesarias con los instrumentos tradicionales de intercambio de datos. En lugar de transferir físicamente los datos a consumidores externos, las empresas pueden proporcionar acceso de sólo lectura a un segmento de su información a cualquier número de consumidores de datos a través de SQL. Al romper las barreras entre sistemas de datos dispares, las empresas encontrarán nuevas fuentes de ingresos y oportunidades.

Colaboración cruzada

El auge de los bancos digitales, el aumento de la disponibilidad de servicios en línea y el continuo incremento de la banca móvil representan la evolución moderna de la forma en que los clientes interactúan ahora con sus finanzas. Para satisfacer las demandas de los clientes de hoy en día, las organizaciones financieras verán grandes beneficios en la colaboración con otras instituciones a través del acceso en tiempo real a los datos. Por ejemplo, si un cliente está usando una Fintech de terceros para monitorizar sus finanzas, una institución financiera debe compartir los datos con esa Fintech para que sus clientes puedan acceder a sus cuentas.

El año pasado, la firma de analistas Cornerstone publicó un informe en el que el 65% de los bancos y el 76% de las cooperativas de crédito afirmaron que las asociaciones con las compañías Fintech serían una parte importante de sus estrategias de negocio en 2020. Estas cifras representan un aumento del 49% y 60%, respectivamente, desde el año 2019, lo que muestra una clara tendencia hacia un panorama de una banca más abierta. Las instituciones financieras que no toman medidas para mejorar la accesibilidad de sus datos corren el riesgo de frustrar a sus clientes o de perderlos a favor de una institución financiera más ágil y colaboradora.

La colaboración en materia de datos también puede contribuir a mejorar los casos en los que los bancos de inversión se hayan visto obligados a mantener un exceso de capital. Esto se debe a que la alineación de las exposiciones al riesgo y la liquidez se ejecuta a través de comunicaciones nocturnas vía la banca corresponsal en lugar de lo que podría ser el intercambio de datos en tiempo real a través de la nube.

Con un intercambio de datos seguro y totalmente gobernado, las empresas también pueden determinar fácilmente quién ve qué y asegurarse de que todas las unidades de negocio y los socios comerciales accedan a una copia única y segura de sus datos. Esto no sólo mejora la eficiencia, sino que la centralización de los datos en una única fuente de verdad, en lugar de en lugares separados, aumentará la seguridad de los datos.

Los datos son el alma de la industria de los servicios financieros. Al migrar a la nube de datos y capitalizarla, las empresas pueden construir un stack tecnológico a prueba de futuro que ofrezca agilidad comercial, mejores experiencias a los clientes y capacidades para compartir datos que aseguren la continuidad del negocio durante este volátil período económico. Dar prioridad a estas experiencias digitales para los clientes garantizará que las organizaciones financieras tengan la ventaja competitiva que estos tiempos exigen.

José Maria Alonso Elizo, Director Regional Sur de Europa de Snowflake.

{DF} +Leídas