Madrid defenderá a los propietarios y les «blindará» frente a la «intervencionista» Ley de Vivienda nacional

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La Comunidad de Madrid ha anunciado esta tarde que defenderá a los propietarios y les «blindará» frente al proyecto de Ley de Vivienda nacional «intervencionista» que han pactado el PSOE y Unidas Podemos y que, en caso de aprobarse, obligará a los grandes propietarios a bajar los alquileres y congelará el precio a los particulares.

«Lo que hemos conocido nos parece de una enorme gravedad porque cercena la libertad de los ciudadanos. No se puede poner en riesgo a quienes han ahorrado toda su vida. Es una medida intervencionista, que no puede tener cabida en una democracia liberal y avanzada», ha manifestado, en declaraciones a Europa Press, la consejera madrileña de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura, Paloma Martín.

Por todo ello, ha anunciado que la Comunidad de Madrid buscará las fórmulas para «blindar» a los propietarios de vivienda afectados por la nueva ley, si llega a aprobarse en el Congreso. Martín ha insistido en que perjudican a muchos ciudadanos, ayuntamientos y promotores de vivienda, «que saldrán del país».

La consejera ha destacado que desde la Comunidad de Madrid quieren «dar certeza y seguridad jurídica» a los propietarios, atraer inversiones internacionales, favorecer la disposición de suelo en el mercado para que haya más oferta, así como la construcción de vivienda pública a través del Plan Vive con el mismo objetivo, «favoreciendo así la bajada del precio».

Por todo ello, la titular regional de Vivienda estará «muy atenta» al texto completo de este anteproyecto de Ley, ya que hasta ahora solo conocen detalles a través de declaraciones de miembros de Podemos y noticias de prensa. «Si su aplicación depende de las comunidades, buscaremos cómo blindarnos ante estos planteamientos para defender a los ciudadanos», ha reiterado.

Almeida advierte de que Madrid no impondrá recargo del IBI

El portavoz nacional del PP y alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha advertido este martes de que la capital no impondrá recargo del 150% del IBI para pisos cerrados y medidas para impedir los desahucios y que «si obligan», el Consistorio articulará medios para «que no repercuta a los madrileños».

Todo ello tras conocerse que el acuerdo de PSOE y Unidas Podemos para la ley de Vivienda establece un recargo de hasta el 150% en el IBI para casos de viviendas vacías, que podrán aplicar los ayuntamientos.

La futura normativa también apuesta por el parque publico de alquiler, con una reserva del 30% de todas las promociones para vivienda protegida. La mitad de esta proporción, el 15%, se dedicará a alquiler social.

El regidor ha recordado que el Ayuntamiento de Madrid «ha bajado 112 millones de euros el IBI, y bajará el IBI el año que viene». «No vamos a recargar el IBI de viviendas vacías. Es un ataque a la propiedad privada con pocos precedentes y será inútil porque no va a ayudar a solventar un problema que existe», ha apostillado.

Para Martínez-Almeida esta ley de vivienda es «un ataque a la propiedad privada como en ningún otro momento de la democracia», y ha apuntado que «PSOE no debería subordinar el interés de España a seguir gobernando con Podemos» para «topar e intervenir la propiedad privada».

Y es que, estas medidas, ha continuado, «ya se han visto en otros países» y son «experimentos fracasados que atentan contra derechos fundamentales como la propiedad privada».