Mitsubishi gana 350 millones en los nueve primeros meses del año fiscal

El fabricante japonés Mitsubishi logró salir de los ‘números rojos’ en los nueve primeros meses de su año fiscal (abril a diciembre de 2021), al contabilizar un beneficio neto atribuido de 44.737 millones de yenes (350 millones de euros al cambio actual), en comparación con las pérdidas de 243.968 millones de yenes (1.906 millones de euros) contabilizadas un año antes.

En los tres primeros cuartos del ejercicio fiscal 2021-2022, la empresa automovilística registró un volumen de ingresos de 1,41 billones de yenes (11.063 millones de euros), lo que representa un incremento del 48,6% en comparación con el mismo período del año previo.

La firma registró un beneficio operativo de 55.944 millones de yenes (437 millones de euros) en lo que va de año, dejando atrás las pérdidas de 86.682 millones de yenes (677 millones de euros) contabilizadas en los mismos meses de 2020.

Entre enero y diciembre del año pasado, Mitsubishi comercializó 687.000 vehículos en todo el mundo, lo que se traduce en una subida del 21% en la comparativa con las 569.000 unidades que logró matricular en dicho período del año precedente.

De cara al ejercicio fiscal completo, la firma nipona tiene previsto registrar unas ganancias netas atribuidas de 50.000 millones de yenes (390 millones de euros), en comparación con los ‘números rojos’ de 312.300 millones de yenes (2.439 millones de euros) del año previo.

Además, la facturación de la empresa alcanzará los 2 billones de yenes (15.625 millones de euros), un 37% de incremento interanual, mientras que logrará un beneficio operativo de 70.000 millones de yenes (546 millones de euros), respecto a las pérdidas de 95.300 millones de yenes (744 millones de euros) contabilizadas el anterior ejercicio.