Arsenio Escolar: “Todos damos palos de ciego”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Desde 2006, el descenso en la facturación de los periódicos escritos ronda ya el 50%. Por su parte, y según el Libro Blanco de la Prensa 2012, la venta bruta de publicidad de los diarios impresos en 2010 fue casi la mitad de la registrada diez años antes,sin embargo, estos datos no encajan con el número de los lectores, un dato que se ha mantenido estable durante la última década: en torno a los 13 millones de españoles. Esta crisis publicitaria es la principal causa que ha obligado a diferentes periódicos a cerrar sus puertas durante los últimos meses. Un medio que se mantiene con buena salud es el Grupo 20 Minutos ,cuyo accionista mayoritario es el grupo de comunicación noruego Schibsted.  Arsenio Escolar, director del Grupo 20 Minutos, ha explicado que la prensa impresa está  sufriendo dos crisis a la vez "la crisis coyuntural que vive España y otra estructural, de modelo, porque tienden a los nuevos soportes digitales, en detrimento de los impresos". Este hecho  provoca el desplome en la periódicos, advierte.

Son varios los estudios que demuestran que el papel aporta mayor recuerdo por anuncio que otros medios, es decir, más retorno de la inversión. Sin embargo, la prensa diaria ha sido uno de los medios que más ha acusado el desplome de la publicidad: durante el cuarto trimestre del año pasado, la inversión en publicidad en prensa escrita cayó casi un 13%, hasta los 969,5 millones de euros, frente a caídas del 11,5% en los dominicales, un 9,7% en la televisión o un 5,4% en la radio. A este respecto, Escolar advierte de que el modelo económico de negocio de la prensa digital todavía está por definir, "todos estamos dando palos de ciego o intentos de prueba y error”. Insiste en que todo está por determinar y prueba de ello, es la convivencia de los modelos mixtos (donde el usuario paga y además existe publicidad) con aquellos medios que subsisten sólo con la publicidad.

 Escolar prevé un futuro complicado para los medios escritos y no descarta que el precio final del periódico se llegue a disparar, "No diría que en unos años un periódico no cueste dos euros", ha augurado.

FUTURO DEL PERIODISMO: TENDENCIA MIXTA

 Mirando hacia el panorama en su conjunto, considera que Internet y la radio son los medios instantáneos por excelencia, por lo que, según Escolar, la tendencia puede llegar a provocar que la reflexión y el análisis se busque en los medios escritos, mientras la rápidez e instantaneidad se busquen en Internet y en el medio radiofónico. En este sentido, el periodista considera que el Grupo 20 Minutos ha apostado por un modelo innovador, con portadas en Internet muy largas y por una clara tendencia hacia "la mezcla".  A su juicio lo que busca el lector es la noticia sin discriminar la información y sin prestar atención a las "secciones". Para el director del Grupo, la "actualización permanente" es clave en la plataforma web, para "ir cambiando la oferta" y enfatizar la instantaneidad del medio.

SITUACIÓN DEL PERIÓDICO 20 MINUTOS

En el caso de 20 Minutos la caída del ingreso papel se ha visto compensada por una enorme subida de ingresos en la web: "Somos el tercero en las mediciones oficiales y eso se nota en los ingresos". La fórmula emprendida por el diario, según Escolar, es que es un medio que ha apostado por “una operación barata en www.20minutos.es de manera que la publicidad en Internet es más barata”. Esta estrategia tiene como objetivo conseguir que el 30% de los ingresos que supone la publicidad on line se destine para "cubrir los costes de la plataforma de Internet", ha explicado. De esta manera se compensa la caída de la publicidad en papel, que aunque Arsenio Escolar, cree que va a sobrevivir, considera que debe tener una transformación radical para adaptarse a los nuevos tiempos.

Preguntado por cómo está viviendo la actual situación del país, ha reconocido sentirse temeroso y prevé que los años venideros sean complicados debido a la “poca actividad,  poco consumo, demasiado paro y a las tensiones sociales".