El Tesoro relaja la euforia de las últimas subastas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Tesoro ha colocado 3009 millones de euros, lejos de los 3.500 millones que estaban fijados como máximo. La colocación no ha cumplido con las mejores expectativas pero si lo ha hecho la rentabilidad. En concreto, ha colocado 1.000 millones en obligaciones con vencimiento en 2015 y lo ha hecho a una rentabilidad del 2,44%, por debajo del 2,96% de la anterior subasta. Además, ha vendido 1.029 millones en obligaciones a seis años, en esta ocasión la rentabilidad ha sido del 4,19%, frente al 4,83% ofrecido hace un mes. Por último, ha adjudicado 976 millones en bonos a cuatro años, por los que ha pagado interés medio del 3,37%. La rentabilidad baja y la demanda ha superado a la oferta lo ha hecho en dos de las tres tipos de papel. La próxima cita del tesoro será el martes 20 de marzo donde emitirá letras a 12 y 18 meses.