Cash flow

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El flujo de caja se utiliza también para analizar la viabilidad de los proyectos de inversión, ya que sirven de base para calcular el valor actual neto y la tasa interna de retorno. Además puede emplearse para medir la rentabilidad o el crecimiento de un negocio, cuando hay sospechas de que la contabilidad no se ajusta a la realidad.

En función de lo que midamos con el cash flow, tendremos distintos tipos de flujos: operacionales, que mide el efectivo recibido o expedido como resultado de las operaciones. De capital de inversión, en el que se tienen en consideración los gastos de inversión que beneficiarán en el futuro al negocio. Y de financiamiento: que es el resultado de actividades financieras de la compañía. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies