Repsol reparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Repsol paga este martes a sus accionistas un dividendo bruto de 0,57 euros por acción, con cargo a sus cuentas de 2011, lo que supone un incremento del 10% con respecto al abonado en 2010.

Para hacer frente a este pago, la petrolera deberá desembolsar unos 705 millones de euros, de los que 141 millones irán a Sacyr Vallehermoso, propietaria del 20% de la compañía; 91,4 millones para CaixaBank (12,9%) y 66,9 millones para Pemex, que tras el pacto con Sacyr controla el 9,4%.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies