¿Quién nos compensa a los prudentes?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Saben los lectores, si más o menos me tienen calado, que no le bailo el agua a quienes ejecutan las hipotecas. Llevan siempre las de ganar y cuentan a su favor con muchas familias, muchos estómagos agradecidos y mucho, mucho dinero como para poder contarlo en un solo día. Es decir. Que este Arquero Público de Locksley tiene a bien robar argumentos a quienes les sobran para repartirlos entre quienes les faltan.

 

Ahora bien. Existe un grupo todavía más indefenso que el de los ejecutados, y recuerden que les hablo de argumentos. El de los ciudadanos prudentes que vieron el cuento de la lechera disfrazado del de las vacas gordas. Y que, aunque pudieron, no se metieron en hipotecas salvajes embaucados por la felicidad contagiosa del España va bien. Sin perjuicio de que ahora los salvapatrias se pongan a paralizar ejecuciones para no perder votos, me pregunto: ¿quién nos compensa a los prudentes por los platos rotos del resto? Ahí les dejo la cuestión.

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies