Nuevo año, mismas preocupaciones

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La primera sesión de año no ha podido ser peor para las bolsas. El pesimismo se ha empezado a respirar esta madrugada en Asia, donde con la excusa de un dato de PMI manufacturero peor de lo esperado en China (48,2 vs 48,9 estimado), las bolsas de Japón y China se han desplomado.

El mal dato de manufacturas de China ha truncado las ilusiones de los inversores, que pensábamos que los problemas en China se habían estabilizado. Es de prever que durante las próximas sesiones sigamos viendo mucha volatilidad en el mercado chino.

El Nikkei ha perdido un -3,06% a pesar de que Japón ha presentado un dato de PMI , el Hang Seng de Hong Kong un -2,7% y las bolsas locales de Shanghai y Shenzhen en torno al -7%. Además, estas dos última han echado el cierre antes de lo previsto.

En Europa, las caídas han ido desde el -2,62% en el Ibex hasta el -4,28% para el DAX alemán, que ha recogido los números rojos de hoy y lo que se ahorró el pasado 31 de diciembre, que permaneció cerrado cuando el resto de bolsas despidieron el año con caídas. El selectivo español ha cerrado en los 9.313 puntos y ha rozado los mínimos de 2015 (en 9.231 puntos).

El dinero se ha ido de la bolsa a otros tipos de activo. La búsqueda de refugio ha provocado subidas en divisas como el dólar (1,07 vs euro) y el franco suizo, en el oro y la deuda de países solventes como Alemania y EE.UU. La prima de riesgo española ha cerrado en los 115 puntos básicos.

El Ibex ha sido el mejor parado dentro de los índices europeos, probablemente por su menor exposición directa a China. Sin embargo, la devaluación que ha sufrido el yuan chino hoy se ha extendido a otras divisas emergentes como el real brasileño. Y cuando Brasil sufre, también los hacen los valores españoles con presencia allí como Mapfre (-3,33%), Santander (-3,09%) y Telefónica (-3,03%).

No obstante, los mayores descensos de hoy han correspondido a ACS (-4,42%), Arcelormittal (-4,34%) y OHL (-3,53%), que ven prolongar su mala racha durante el año pasado. Al cierre, tan solo dos compañías del selectivo han presentado ganancias: Indra (+2,09%) y Gamesa (+1,23%). Las pérdidas han sido muy moderadas en el caso de las dos entidades catalanas: Sabadell (-0,06%) y Caixabank (-0,34%).

En Europa se han producido varios movimientos significativos. En Francia, Bouygues ha subido un +1,6% debido a los rumores de venta de su filial de telecomunicaciones a Orange. Ferrari ha debutado con caídas en la bolsa de Milán, donde ha comenzado a cotizar hoy. Debido a las flojas perspectivas sobre China, han sufrido especialmente firmas de moda como Louis Vuitton o Kering, con pérdidas de más del -3% y las automovilísticas BMW, Daimler y Volkswagen, todas ellas con retrocesos superiores al -5%.

El crudo ha permanecido buena parte de la sesión son subidas, a pesar de las perspectivas sobre una menor demanda por parte de China. Parecen haber pesado más otros factores como las tensiones en Oriente Medio (problemas diplomáticos Arabia Saudí – Irán) , que podrían derivar en una menor producción. Sin embargo, al cierre de la sesión en Europa baja el precio de los barriles Brent y West Texas.

Felipe López-Gálvez, Selfbank

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies