Peugeot cambia de identidad corporativa, que estrenará este año en el nuevo 308

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La firma automovilística Peugeot ha presentado su nueva identidad corporativa, que cambia su anterior león lanzado en 2010 por un escudo adornado con la cabeza de este animal y que pretende «coronar» la evolución de la marca hacia el «alto de gama» y abrir «una nueva era»

Desde 1850, Peugeot ha utilizado hasta diez logotipos siempre con el emblema del león. Con esta undécima versión, que se estrenará en el nuevo 308, la compañía del nuevo grupo Stellantis (fusión de PSA y FCA) busca modernizar su insignia al ritmo de sus productos.

«En este inicio de año 2021, con el lanzamiento de una gama que inaugurará el nuevo Peugeot 308, con un nuevo ‘site’ de Internet y con el nacimiento de Stellantis, los planetas se han alineado», ha reivindicado Peugeot.

Según la empresa, el nuevo logotipo expresa lo que Peugeot hizo ayer, lo que hace en la actualidad y lo que hará en el futuro. Asimismo, ha reivindicado que desde hace diez años, la marca ha llevado a cabo un «enorme trabajo» en toda la gama para confirmar el crecimiento hacia el alto de gama.

«Este crecimiento hacia el alto de gama se pone de manifiesto y se resalta ahora en un trabajo de diseño sobre la propia marca», ha añadido Peugeot, que explica que el nuevo escudo es una forma de identidad «atemporal, universal y multicultural».

«Con este escudo, la marca Peugeot sale a conquistar nuevos territorios, acelera su apertura internacional, exporta el diseño y el saber-hacer francés, así como el estilo de vida a la francesa», ha apostillado la compañía gala que pretende abrir «una nueva página de su historia» y «una nueva era».

EXPERIENCIA «DE CALIDAD»

Con el nuevo logo, Peugeot también cambiará para que todos los puntos de contacto con la marca se organicen y se armonicen alrededor de un sistema «único, coherente y transversal», que incluirá tanto a sus modelos como a sus concesionarios, a su web o a su comunicación, entre otros elementos.

Por ello, la página web de la empresa cambiará para ser «sencilla, eficaz, intuitiva, inmersiva, ultravisual, dinámica y orientada al negocio», por lo que permitirá realizar ‘online’ todo lo que es posible realizar en un punto de venta.

El concesionario, por su parte, se convertirá en un lugar donde la experiencia es más humana, mucho más visual y pedagógica. El objetivo es concentrar en él la información sobre la transición energética, descubrir las nuevas movilidades y conocer las nuevas tecnologías.