Rebelo de Sousa fija para el 30 de enero las elecciones anticipadas en Portugal

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

El presidente de Portugal, Marcelo de Rebelo de Sousa, ha fijado este jueves para el 30 de enero de 2022 la cita anticipada de los portugueses con las urnas, después de que la semana pasada, el Gobierno socialista del primer ministro, António Costa, no lograra sacar adelante la ley presupuestaria para el próximo año.

«He escuchado a todas las partes y al Consejo de Estado. He analizado la situación económica y social. He reflexionado sobre la situación económica y financiera. Con todo, he decidido disolver la Asamblea y convocar elecciones para el 30 de enero», ha anunciado el presidente portugués en un discurso a la nación.

Rebelo de Sousa ha señalado que esta negativa a los presupuestos se produjo en la primera votación, sin siquiera debate, «no fue un rechazo circunstancial, por discrepancias menores, sino de fondo». Unas diferencias, apunta, que «pesaron más que el camino realizado hasta ahora y que el momento actual», en plena recuperación económica, lo cual es «incomprensible para el ciudadano común».

Finalmente, el presidente portugués ha optado por la fecha más comentada en los últimos días, ante el temor, ha explicado, de que las campañas electorales e incluso las primarias en algunos partidos en plenas vacaciones de Navidad, puedan servir como excusa para la abstención.

«Lo sensato es empezar en enero, no recién cumplido el Año Nuevo, pero todavía en enero», ha explicado el presidente portugués, quien antes de anunciar esta fecha ha considerado que el rechazo de la Asamblea a los presupuestos no ha sido «puntual», sino de «fondo» en «áreas relevantes que se volvieron insuperables».

REACCIONES

El Partido Socialista, partidario de adelantar los comicios al día 16, ha señalado que «respeta la decisión». El subsecretario general de la formación, José Luís Carneiro, ha respondido a las críticas del presidente a las fuerzas de izquierda durante su discurso insistiendo en que «hicieron todo lo posible» para evitar que se produjera esta crisis política presentando un «buen» presupuesto.

Por su parte, el líder de la oposición, Rui Rio, del Partido Social Demócrata (PSD), quien en los últimos días se ha mostrado partidario en celebrar los comicios el 9 o el 16 de enero, ha asegurado sentirse conformado con la fecha fijada por el presidente. «Ya está decidido, hay que ir hacia adelante», ha dicho.

Rio, que llegó a afirmar que una fecha más tardía podría beneficiar a su rival en las primarias, Paulo Rangel, ha preferido no valorar esta cuestión y ha optado por dar por buenas las explicaciones de Rebelo de Sousa.

«Los argumentos del presidente han sido los debates, cuando se celebran las presidenciales también ha debates o a final o a principio de año. Entiende, por experiencia propia, que eso no es bueno», ha dicho para la cadena TVI.

Quien ya se ha mostrado en desacuerdo con la fecha ha sido el Partido Comunista, al considerar que es «incomprensiblemente tardía, teniendo en cuenta que la situación del país debería esclarecerse lo más rápido posible», ha valorado el diputado António Filipe Gaiao.

El Bloque de Izquierda, la otra formación que le quitó su apoyo a sus antiguos socios socialistas, ha preferido no hacer valoraciones sobre la fecha elegida por Rebelo de Sousa, que sí ha contado con el apoyo de los liberales y animalistas.

Por su parte, André Ventura, el líder de la formación de extremaderecha Chega, ha calificado de «aceptable» la fecha de la próxima fecha electoral, aunque no era la que más gustaba en el partido. A su vez, ha aprovechado para atacar a la izquierda al asegurar que Rebelo de Sousa ha dejado claro en su intervención «quién fue el responsable de la crisis política».

El miércoles el Consejo de Estado aceptó por mayoría, salvo con los votos en contra de los representantes del Bloque de Izquierda y del Partido Comunista –las fuerzas que Costa no logró convencer para aprobar los presupuestos–, la propuesta de Rebelo de Sousa de elecciones anticipadas, tras una reunión que se alargó durante cinco horas.