Renée James, presidenta de Intel ¡Despedida!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Tribunal General de la UE (TGUE) ha multado a la compañía que preside James con una sanción monetaria que asciende a los 1.060 millones de euros. ¿Las razones? El grupo tecnológico de EEUU ha sido sancionado por abuso de posición dominante y tratar de echar a la competencia del mercado de los microprocesadores.

La empresa de James cree que es una sanción desproporcionada a lo que los tribunales han contestado que es justa porque solamente la cifra significa un 4% de las ventas de Intel.

Entre las acciones castigadas con esta multa está la de pagar a Media Markt para que solamente pusieran a la venta en sus superficies los ordenadores que llevan sus microprocesadores.

{DF} +Leídas