Repsol sigue perdiendo tamaño con su salida de Rusia

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Repsol ha alcanzado un acuerdo con Gazprom Neft para la venta de su participación en dos activos en Rusia, con lo que el grupo energético español completará su salida del país.

En concreto, la compañía presidida por Antonio Brufau venderá a la rusa su participación las empresas de ‘upstream’ Evrotek-Yugra y ASB GEO, pasando así a controlar Gazprom Neft al 100% ambas sociedades.

Esta previsto que la transacción se cierre en el primer trimestre de este año, señalaron fuentes de Repsol.

El cierre de esta operación supondrá para la petrolera dirigida por Josu Jon Imaz la salida definitiva de Rusia, un mercado donde desde el año 2010 ha tenido presencia en la actividad de ‘upstream’ y lubricantes.

En mayo del año pasado, Repsol ya alcanzó un acuerdo para la venta a Alliance Oil de de su participación del 49% en Arog, la ‘joint venture’ creada como plataforma de exploración y producción para crecer en Rusia.

La energética se encuentra inmersa en una profunda transformación debido a su exposición a los combustibles fósiles que tienen sus días contados, trata por todos los medios de subirse al carro de la descarbonización de sus procesos y el suministro de la más amplia variedad de productos energéticos sostenibles para la movilidad y el hogar, entre los que destacan los biocombustibles, los combustibles sintéticos, así como el hidrógeno renovable y otros productos de baja, nula o incluso negativa huella de carbono.

DESINVERSIONES.

El año pasado, Repsol ya procedió a la venta de activos de exploración y producción, además de en Rusia, en Malasia y Vietnam. Además, cesó las actividades de producción de petróleo en España.

Asimismo, en abril de 2021 acordó también la venta de su negocio de carburantes en Italia a Tamoil, operación que incluía el traspaso de la red de estaciones de servicio, compuesta por un total de 275 instalaciones, y el negocio de ventas directas de combustibles de Repsol en el país.

En 2020 ya redujo en cuatro países su presencia en actividades de exploración y producción de hidrocarburos en el mundo, con su salida de este negocio en Australia, Irak, Irlanda y Marruecos.

Preocupa a los analistas esta pérdida de tamaño sin un planteamiento claro sobre su estrategia de crecimiento en otros sectores más rentables y con más futuro.