Rocket, la firma de reparto a domicilio, desembarca en España, donde prevé contratar a 530 ‘riders’ en 2021

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Rocket, la ‘food tech’ de reparto a domicilio con sede en Ámsterdam, aterrizará en noviembre en España, donde comenzará a operar en las ciudades de A Coruña, Granada, Pamplona y Valencia, según ha informado la compañía en un comunicado.

En concreto, la firma ha anunciado que contará con una flota inicial de más de 530 ‘riders’ a tiempo completo, que se incrementará hasta superar los 730 repartidores en enero de 2022.

Rocket ha señalado que cumpliendo con la nueva ‘Ley Riders’, quiere convertirse en la «mejor compañía» de su sector, por lo que ofrecerá a sus empleados las «mejores condiciones laborales existentes».

La compañía, que ya opera con una flota total de 7.000 ‘riders’ en 37 ciudades de cinco países europeos, está expandiendo su negocio a España, donde se lanzará en las ciudades de A Coruña, Granada, Pamplona y Valencia.

La sede española de la empresa estará situada en Madrid y espera alcanzar una plantilla inicial de cerca de 600 empleados, entre ‘riders’ y personal administrativo, a finales del actual ejercicio.

«España es una zona de gran importancia para el crecimiento en Europa y queremos diferenciarnos realmente de nuestros competidores convirtiéndonos en la empresa de reparto de referencia en el mercado español. Además de tener el mejor servicio de reparto del mercado,
nos comprometemos a ofrecer las mejores condiciones laborales a nuestros repartidores, de acuerdo con la Ley de Riders española», ha señalado el responsable de expansión internacional de Rocket, Javid Movsumov.

CONTRATO INDEFINIDO PARA SUS ‘RIDERS’

De esta forma, Rocket ha indicado que ofrecerá contrato indefinido a todos sus empleados, así como las mejores condiciones laborales y sociales del sector del reparto domiciliario, en cumplimiento de la nueva ‘Ley de Riders’ aprobada el pasado mes de mayo.

Además, la empresa ha adquirido el compromiso de negociar un convenio colectivo que reconozca y garantice a sus trabajadores los mejores
beneficios sociales del sector. Así, sus empleados podrán contar con un horario flexible, cursos de formación, almacenes en todo el centro de la ciudad con salas de descanso y reuniones designadas, y oportunidades de promoción dentro de la empresa.

La ‘food tech’ ha señalado que «combina el respeto legal y la buena relación con sus trabajadores gracias a la aplicación de un modelo empresarial único, basado en la flexibilidad y el diálogo permanente con los trabajadores y sus representantes legales».

EN 2022 CONTARÁ CON 2.500 ‘RIDERS’ Y LLEGAR A 11 CIUDADES MÁS

En 2022, Rocket tiene el objetivo de contar con una flota propia en España de alrededor de 2.500 ‘riders’, a lo que se sumará una plantilla de cerca de 120 empleados en su sede de Madrid.

Además, la compañía tiene previsto ampliar su presencia en España a 11 ciudades más, con lo que estará operativa en un total de 15 localidades en España.

De esta forma, la empresa tiene previsto abrir próximamente delegaciones en Sevilla, Zaragoza y Vigo y, más adelante, en Málaga, Córdoba, Marbella, Madrid y Valladolid, mientras que llegará a Bilbao, Murcia y Cartagena a finales del próximo año.

Rocket, valorada por Forbes en 100 millones de dólares, apuesta también por la sostenibilidad en su negocio, por lo que pondrá a disposición de sus repartidores vehículos eléctricos silenciosos y de cero emisiones, como scooters eléctricos y e-bikes, que serán adquiridos a proveedores locales. Además, utilizará bolsas fabricadas con materiales reciclados y toda la cubertería será opcional.