Scania reduce su beneficio un 56% en 2020, hasta 532 millones

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El fabricante sueco de vehículos industriales Scania contabilizó un beneficio neto de 5.400 millones de coronas suecas (unos 532 millones de euros al cambio actual) en 2020, lo que supone un 56% menos en comparación con los 12.384 millones de coronas suecas (1.221 millones de euros) que ganó en el ejercicio precedente.

Tal como ha explicado el presidente y consejero delegado de la empresa, Henrik Henriksson, el 2020 fue un año marcado por la pandemia del coronavirus, por lo que Scania tuvo que luchar “arduamente” para apoyar a sus clientes para que pudiesen mantener sus negocios.

“Nuestra prioridad también fue gestionar los impactos operativos y financieros en nuestro propio negocio, ya que nos enfrentábamos a fluctuaciones de la demanda y a interrupciones en la cadena de suministro. Rápidamente logramos reducir los costes y conservar el efectivo a medida que la pandemia comenzó a afectar en la entrada de pedidos”, ha añadido Henrik Henriksson.

Así, los ingresos de Scania se redujeron un 18%, hasta 125.125 millones de coronas suecas (12.337 millones de euros), después de vender 72.085 vehículos, un 28% menos.

El beneficio operativo de la compañía disminuyó casi a la mitad (-49%), hasta 8.887 millones de coronas suecas (876 millones de euros), en comparación con los 17.488 millones de coronas suecas (1.724 millones de euros) que ganó en 2019.

“Hacia la segunda mitad de 2020, la demanda de camiones comenzó a repuntar con fuerza, mientras que se mantuvo débil la de autobuses y autocares. En el cuarto trimestre de 2020, las entregas de vehículos casi volvieron al nivel del año anterior”, ha añadido el presidente de Scania.