Sol y temperaturas veraniegas durante el fin de semana

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Este fin de semana el tiempo se mantendrá estable y subirán las temperaturas en la Península y Baleares, antes de dar paso a una semana en la que cambiará notablemente con la llegada de precipitaciones y una bajada de las temperaturas, según informó este viernes el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo.

Las temperaturas ascenderán durante el fin de semana progresivamente en la Península y Baleares, mientras que bajarán en Canarias, lo que supone el final del episodio cálido que viene dándose en el archipiélago desde hace varios días.

El sábado habrá tiempo estable y valores elevados en la mayor parte de la Península, alcanzándose los 38 grados en el Valle de Guadalquivir. El domingo, con la llegada de viento del sur, será notable la subida de temperaturas en el norte de Galicia y en las comunidades cantábricas.

De hecho, en amplias zonas del interior de estas regiones se podrían superar los 34 grados de máxima, valores que quedarían en torno a 10 grados por encima de lo normal para la época del año en estas zonas.

LA PRÓXIMA SEMANA

El lunes, sin embargo, se espera un cambio importante del tiempo, con la llegada de una vaguada que atravesará la Península de este a oeste. Una vaguada es una región de las capas altas de la atmósfera, tiene aire frío en su seno y una presión más baja que la de su entorno.

Ambos factores, el aire frío y la circulación de vientos que se generan en el entorno de las bajas presiones, provoca un aumento de la inestabilidad atmosférica. Esto se traducirá en un comienzo de semana en el que las lluvias serán frecuentes en amplias zonas de la Península, especialmente en Galicia, Castilla y León, Extremadura, Comunidad de Madrid, oeste de Castilla-La Mancha y Andalucía occidental.

Estas precipitaciones podrán ser intensas al sur de los sistemas montañosos de estas zonas y no llegarán o, en caso de hacerlo, será en forma de precipitaciones muy débiles, al cantábrico oriental, norte de Aragón, norte de Cataluña, litoral mediterráneo y Baleares.

En estas regiones habrá que esperar hasta el martes, cuando el avance de la vaguada hacia el norte provoque lluvias en esas zonas. Lloverá en Galicia, comunidades cantábricas y buena parte de la mitad norte, aunque las precipitaciones serán más débiles cuanto más al sur.

A partir del miércoles aumenta la incertidumbre en el pronóstico, pero no se pueden descartar lluvias en casi ningún punto de la Península y Baleares, aunque en principio serán más probables e intensas en Aragón, Cataluña, comunidades del Levante y archipiélago balear.

Las temperaturas bajarán notablemente el lunes en la mitad oriental peninsular, aunque aun se podrán superar los 32 grados en el cantábrico oriental y Valle del Ebro. El descenso continuará el martes, salvo en las regiones mediterráneas, donde subirán y se superarán los 32 grados en su interior. El miércoles, la bajada será notable en la mitad norte.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies