Takeda multiplica por cuatro sus beneficios en sus nueve primeros meses fiscales, hasta 1.417 millones

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La farmacéutica japonesa Takeda se anotó un beneficio neto atribuido de 178.907 millones de yenes (1.417 millones de euros) en el conjunto de los nueve primeros meses de su año fiscal 2020/2021, finalizados en diciembre, lo que equivale a multiplicar por cuatro las ganancias obtenidas en el mismo periodo del ejercicio precedente, según ha informado este jueves la empresa.

“Al mismo tiempo que hemos mantenido el impulso de la empresa, hemos seguido cumpliendo con nuestros compromisos financieros, logrando buenos márgenes y flujo de caja en lo que va de año y superando nuestros objetivos de desinversiones de activos no estratégicos”, ha subrayado el director financiero de la multinacional, Costa Saroukos.

Los ingresos entre abril y diciembre se situaron en 2,427 billones de yenes (19.218 millones de euros), por lo que descendieron un 3,7% frente a la facturación registrada un año antes. Por segmentos de negocio, la división de gastroenterología facturó 588.811 millones de yenes (4.663 millones de euros), un 10,4% más, mientras que el área de medicamentos para tratar enfermedades raras cayó un 8%, hasta 446.707 millones de yenes (3.537 millones de euros).

El segmento de terapias fotodinámicas para inmunología experimentó un crecimiento en sus ingresos del 5,6%, hasta 313.040 millones de yenes (2.478 millones de euros), mientras que la división de oncología se mantuvo prácticamente estable en 318.462 millones de yenes (2.522 millones de euros) y la de neurociencia se contrajo un 4,7%, hasta 315.098 millones de yenes (2.495 millones de euros).

Pese al leve descenso de la facturación, la empresa logró mejorar su rentabilidad debido a una reducción más acusada de las partidas de gasto. Los costes asociados a las ventas descendieron un 12%, hasta 740.862 millones de yenes (5.867 millones de euros), mientras que los costes de venta, generales y administrativos alcanzaron los 641.275 millones de yenes (5.078 millones de euros), un 10% menos. La partida de investigación y desarrollo (I+D) alcanzó los 342.544 millones de yenes (2.713 millones de euros).

La empresa ha mantenido sin cambios sus previsiones financieras para el conjunto del ejercicio, incluyendo la estimación de que el dividendo en el conjunto del año fiscal será de 180 yenes (1,42 euros) por acción.