Uatae denuncia “la precariedad del empleo autónomo” tras los 15.878 accidentes laborales con baja registrados durante el primer semestre

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (Uatae) denunció este lunes “la precariedad en el empleo autónomo” después de que el Ministerio de Trabajo y Economía Social hiciese pública la cifra del primer semestre del año de la Estadística de Accidentes de Trabajo que registró 15.878 incidentes con baja.

La asociación apuntó que “la reactivación de la actividad económica con respecto al año anterior marcado por la crisis sanitaria derivada de la pandemia” se ha visto reflejada en un incremento respecto al año pasado de 2.931 accidentes (+22,6%), pero también se ha producido un crecimiento “significativo” del 1,15% respecto a las cifras de 2019.

Estas cifras llevaron a la secretaria general de Uatae, María José Landáburu, a insistir “en la necesidad de hacer visible la situación de desprotección que afrontan los y las autónomas” y a pedir que se aborde “con urgencia un plan integral que actúe de forma efectiva en materia de prevención de riesgos laborales”, pues “no podemos seguir apelando a la responsabilidad individual” de los trabajadores.

Para la secretaria general, “el crecimiento de los accidentes laborales es alarmante” y “desgraciadamente los datos dan visibilidad a la precariedad, que sigue acrecentándose incluso con el auge sobrevenido del teletrabajo” poniendo de manifiesto “la realidad con lo que respecta a los problemas de salud que se generan en el autoempleo”.

Landáburu denunció “la invisibilidad con la que se aborda esta cuestión por parte de la administración y de la opinión pública” y señaló que esto “es otra de las tareas pendientes a abordar para revertir esta lacra”.

Para la asociación, a los accidentes registrados hay que añadir “los casos que no se contabilizan debido a las carencias existentes en el sistema de protección social de los trabajadores por cuenta propia, que hace que muchos accidentes no comporten baja médica, por la insuficiencia de las prestaciones asociadas a la incapacidad temporal”.

Asimismo, Landáburu apuntó que “cargar siempre la culpabilidad sobre un único lado de la balanza, no solo es insuficiente a la hora de abordar la problemática, sino que también se vuelve como algo pernicioso, porque evita activar mecanismos políticos que vayan en la línea de garantizar un marco normativo que sea garantista”.