UGT aboga por subir el SMI en 25 euros este año y situarlo en 975 euros

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

UGT cree que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) “debería subir en 25 euros” este año, hasta situarse en los 975, y rubricarse un acuerdo adicional con el Gobierno que garantice nuevas alzas en el bienio 2022 y 2023 hasta elevar la cuantía final a 1.060 euros o el equivalente al 60% del salario medio nacional.

Así lo indicó el vicesecretario General de Política Sindical de UGT, Mariano Hoya, en declaraciones a Servimedia de cara a la reunión convocada para este miércoles por el Ministerio de Trabajo con los agentes sociales para escuchar la opinión de sindicatos y empresarios.

En opinión del dirigente de UGT, “poca gente cuestiona” la necesidad de aumentar o no el SMI, y la discusión es “si va a ser algo meramente cosmético o realmente va a ser una subida que justifique la situación que tiene este país en este momento”.

Para el dirigente sindical, el aumento del SMI resulta “absolutamente imprescindible” a la luz de la evolución del coste de la vida, después de que el Instituto Nacional de Estadística (INE) desvelase este lunes que el precio de la luz disparó el IPC en agosto al 3,3%, su mayor tasa desde septiembre del 2012.

“Vamos a la mesa con muchas expectativas. Creemos que la situación que se da hoy con el dato que se ha publicado del 3,3% de IPC justificaría muchísimo más esa subida del SMI absolutamente imprescindible”, explicó Hoya, convencido de que el dato de septiembre “va a ser todavía más inflacionista porque el sector energético va a seguir subiendo”.

Bajo este escenario, el responsable de UGT cree que “una subida muy moderada sería elevarlo a 975 euros” para este mismo ejercicio desde los 950 euros en los que se encuentra anclado desde el año 2020, al haberse paralizado su revalorización por la crisis ocasionada con la Covid-19.

El SMI se congeló por la pandemia tras haberlo incrementado un 22,5% en el año 2018 -desde 735,9 euros en 14 pagas, hasta los 900- y otro 5,5% en el 2019, llegando a los 950 euros actuales.

Conforme al estudio del grupo de expertos del Ministerio de Trabajo, la cuantía debería elevarse ahora a una horquilla de entre 1.012 euros y 1.047 euros en 14 pagas de aquí a 2023 o, lo que es lo mismo, subir entre un 6,5% y 10,2%, para alcanzar el 60% del salario medio prometido por el Gobierno para la legislatura.