UGT Madrid constituye una gestora tras la dimisión de Reillo presidida por Rafael Espartero

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

UGT Madrid ha constituido una comisión gestora compuesta por miembros de la Comisión Ejecutiva Confederal y de las ejecutivas de las tres federaciones regionales de Madrid, presidida por el vicesecretario general de Organización del sindicato, Rafael Espartero, tras la dimisión del hasta ahora secretario general de UGT Madrid, Luis Miguel López Reillo.

Tal y como ha explicado el sindicato en una nota interna, a la que ha tenido acceso Europa Press, hace unos días López Reillo presentó una denuncia en comisaría y este mismo martes ha presentado un escrito ante la Fiscalía de Madrid por delitos económicos, por una presunta estafa ejercida contra el sindicato.

«Aunque la cuantía está aún por determinar, en esta trama, presuntamente pueden estar implicados trabajadores y trabajadoras de UGT y personas ajenas al sindicato», ha explicado. Esta situación se detecta tras una investigación propia y una auditoría interna iniciada por la Comisión Ejecutiva Confederal y la Unión de Madrid de UGT.

El secretario general de UGT Madrid en su escrito de renuncia expone que dimite para facilitar las investigaciones existentes. Según la información conocida, no existe ningún trabajador externo afectado por esta trama al que no se le haya pagado lo que legalmente le corresponde por resolución judicial. «En consecuencia, no existen demandas de trabajadores contra UGT. La afectada por la estafa sería la propia organización», ha señalado en el comunicado.

«La CEC de UGT, las federaciones y la Comisión gestora están actuando internamente para esclarecer los hechos, pondrá en manos del juzgado todas las pruebas de que dispone contra esta trama y trabaja para continuar dando la respuesta sindical debida en la Comunidad de Madrid», han afirmado.

SEGUNDA MANDATO DE REILLO

Reillo revalidó el pasado marzo su posición al frente del sindicato UGT Madrid por un período de cuatro años con el 96,16% de los votos emitidos por los delegados de la región.

En concreto, Reillo lideraba una candidatura única y 176 delegados votaron a favor de la comisión ejecutiva encabezada por el hasta este lunes secretario general, de 183 votos totales, con seis votos en blanco y uno nulo.

Este fin de semana el diario ‘El Mundo’ publicó que el líder de UGT Madrid habría denunciado ante la Policía Nacional datos sobre una presunta trama de corrupción en el seno del sindicato en la que se habrían desviado fondos del Fogasa –Fondo de garantía social– que podrían superar el millón de euros.

Reillo habría sido advertido por analistas económicos cercanos al sindicato que detectaron presuntas irregularidades en la gestión de estos fondos, por lo que él mismo llevó ante los Cuerpos de Seguridad del Estado estos indicios.

El hasta ahora secretario general de UGT Madrid se enfrentaba a su segundo mandato de cuatro años al frente del sindicato y había marcado como uno de sus ejes de su gestión conseguir acabar con la brecha salarial y que los planes de igualdad llegaran a todas las empresas.