Uno de cada cuatro parados lleva más de dos años en el desempleo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El 26,5% de los desempleados, es decir, algo más de uno de cada cuatro (938.000 personas) llevaba más de dos años en paro en el segundo trimestre de este año, según datos difundidos este lunes por Asempleo.

La estancia en el paro durante más de dos años se denomina paro de muy larga duración, afecta sobre todo a los mayores de 45 años, y constituye uno de los problemas estructurales del mercado de trabajo español, según denuncia la patronal de agencias privadas de empleo en su informe.

Asempleo advierte de que el principal riesgo derivado del paro de muy larga duración es «la progresiva obsolescencia» de las habilidades de los desempleados a lo largo del tiempo.

«Esto les hace cada vez menos empleables, cerrando así el círculo perverso del desempleo, conocido como efecto histéresis», subraya Asempleo.

Aunque que hasta el impacto de la Covid-19 la proporción de parados de muy larga duración estaba disminuyendo, con el estallido de la crisis y el consiguiente empeoramiento del mercado de trabajo, este indicador ha ido aumentando.

Pese a ello, Asempleo destaca que continúa lejos de los valores del ejercicio 2015, cuando la proporción de parados de muy larga duración sobre el total de desempleados llegó a superar el 45%.

La incidencia del desempleo de muy larga duración es especialmente relevante entre el colectivo de trabajadores mayores de 45 años, pues casi dos de cada tres parados mayores de 45 años (64%) llevaba en el segundo trimestre de este año más de dos años buscando empleo, frente a un porcentaje inferior al 3% entre los menores de 25 años.