Volkswagen reduce su beneficio un 88% en 2020, hasta 454 millones

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La marca automovilística Volkswagen contabilizó un beneficio operativo de 454 millones de euros en 2020, lo que supone una caída del 88% en comparación con los 3.785 millones de euros que ganó en el ejercicio precedente.

Según datos de la compañía, una reducción de los costes fijos y un mejor posicionamiento en precios fueron incapaces de compensar la bajada de las ventas que provocó el impacto de la crisis del coronavirus.

En este sentido, Volkswagen ingresó 71.076 millones de euros en 2020, un 19,6% menos en comparación con el año anterior, después de vender 5,32 millones de automóviles en todo el mundo, un 15,1% menos. En cuanto a su producción, la marca alemana ensambló algo más de 5,08 millones de coches, un 17,8% menos que en 2019.

Volkswagen ha indicado que el caso del software de los vehículos diésel provocó una partida especial de gasto de 800 millones de euros, muy por debajo de los 1.900 millones de euros que tuvo que afrontar en 2019 por el mismo tema.

“Manejamos con éxito la pandemia del coronavirus. Después de una primera mitad de año desafiante, contraatacamos con una estricta disciplina de costes y un sólido desempeño en ventas”, ha reivindicado el consejero delegado de Volkswagen Passenger Cars, Ralf Brandstätter, durante la conferencia anual de la marca celebrada este miércoles de forma ‘online’.

En este sentido, Brandstätter ha indicado que Volkswagen ahora busca sentar las bases para el “éxito” en 2021 gracias a su nueva estrategia Accelerate, que pretende un gran impulso de la movilidad eléctrica, alcanzando unas ventas de más de 450.000 coches electrificados en 2020, de los cuales 300.000 unidades serán ‘cero emisiones’ basados en la plataforma MEB, así como alrededor de 150.000 híbridos enchufables.

Volkswagen también tiene el objetivo de acelerar la digitalización, por lo que este verano probará un modelo de suscripción para el ID.3 en seis ciudades alemanas. Un proyecto piloto que ofrecerá y probará la aceptación del pago basado en el uso. La compra ‘online’ de este modelo y del ID.4 también será posible, aunque el proceso se terminará en los concesionarios.

PREVISIONES

Tras invertir 2.700 millones de euros en tecnologías alternativas en 2020, Volkswagen planea invertir unos 16.000 millones de euros en electrificación y digitalización hasta 2025.

La firma también busca reducir sus costes fijos en un 5% hasta 2023, por lo que medidas como la de congelar el tamaño de su fuerza laboral a niveles de enero de 2021 y los incentivos a la jubilación anticipada y parcial “ayudarán a lograr este objetivo”.

Entre sus metas está aumentar la productividad de sus fábricas en un 5%, reducir los costes de materiales un 7% y mejorar de manera sostenible la rentabilidad en sus principales mercados. Por todo ello, Volkswagen espera un margen operativo de entre el 3% o el 4% en 2021.

“A pesar de los reveses causados por la pandemia, continuaremos trabajando constantemente para lograr nuestro objetivo de margen operativo del 6% en 2023”, ha subrayado el director financiero de Volkswagen, Alexander Seitz.

Aun así, la empresa ha reconocido que el cumplimiento de todos estos objetivos dependen de cómo avance la pandemia en los merados clave, así como la disponibilidad de semiconductores.