Opinión

Arturo Torró ¡Despedido!

El alcalde de Gandía ha dicho que se desvincula de la oferta promocional en Fitur de la controvertida discoteca Bacarra. Y es que las redes sociales llevan ardiendo desde ayer, cuando se vieron las fotografías en el stand de unas modelos vestidas de manera poco apropiada para una feria internacional. Los visitantes extranjeros se habrán quedado de una pieza ante tal espectáculo.

Siempre estamos pensando en la Marca España y resulta que el alcalde de Gandía (que ya hizo el ridículo con Gandía Shore) permite que este establecimiento aparezca vinculado a la imagen de la Comunidad Valenciana.

El alcalde dice que la discoteca no estaba en el stand institucional pero todos se han hecho fotos con las modelos, incluso el presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus y más miembros de la comitiva.