Política

Axa ofrece 107 millones por la Torre Telefónica

La compañía Lindisfarne Investment, perteneciente al grupo multinacional francés Axa Real Estate, ha ofrecido 107 millones de euros para hacerse con el edificio Torre Telefónica, con lo que se ha convertido en la mejor oferta económica que se ha presentado al concurso público organizado por el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona (CZFB).

Un total de 66 compañías se interesaron por este inmueble, de las cuales 60 eran extranjeras, y tres presentaron oferta, si bien la tercera quedó descartada por considerarse incompleta, ha informado el CZFB este lunes en un comunicado.

La segunda propuesta la presentó el catarí Ibrahim Hassan Al Asmakh, que ofreció 100 millones de euros, y tanto esta oferta como la de Axa cumplían con los requisitos, entre los que destaca la presentación de un aval de 24 millones de euros.

En concreto, la oferta de Axa supera en un 9% el precio de salida que planteó el CZFB en mayo, 98,5 millones, y la Torre Telefónica es la segunda subasta pública de activos que ha realizado la entidad este año tras la venta a Recober Inversiones del edificio del Banc de Sang i Teixits por 38,2 millones.

El Consorcio destinará la suma que consiga por la Torre Telefónica a reducir el endeudamiento financiero y a inversiones en operaciones estratégicas, como la mejora del polígono industrial de la Zona Franca y otras operaciones inmobiliarias.

El CZFB de Barcelona construyó la Torre Telefónica para que la multinacional presidida por César Alierta contara con una nueva sede corporativa en Catalunya, y el edificio está alquilado a Telefónica hasta 2060, un contrato de alquiler que se subrogará ahora al comprador de esta torre, de 24 plantas con unos 34.000 metros cuadrados construidos.