Economía Empresas

Báñez destaca que el empleo en el sector de la moda crece al 7,3 %

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha asegurado hoy que el empleo en el sector de la moda crece a un ritmo del 7,3 %, por encima de la media del conjunto de los sectores, que se sitúa en el 3,2 %.

En la inauguración de unas jornadas sobre el sector de la moda, la ministra ha destacado “el dinamismo y el empuje” de este segmento en España, que demuestra que “el talento puede ser el motor del crecimiento y el empleo”.

“Cultivar el talento, conservarlo y potenciarlo a ser la forma de que nuestras empresas puedan afianzar posiciones competitivas sostenibles”, ha explicado.

Báñez ha subrayado que la moda es “un nicho de talento” que genera “riqueza, prosperidad y empleo”, aglutina el 8 % de las exportaciones, representa el 2,7 % del Producto Interior Bruto (PIB) y el 4,2 % del empleo nacional.

La ministra ha recordado que, según la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre, el sector textil, confección, cuero y calzado cuenta con 143.600 trabajadores.

“La moda genera empleo porque siempre ha sabido mimar ese talento”, ha apuntado.

Una industria que crece y que necesita de “personas flexibles, que se adapten con facilidad a los cambios constantes del sector”, ha dicho Teresa Sádaba, directora de ISEM de la Universidad de Navarra, la escuela de negocios que ha organizado el encuentro en colaboración con KPMG, ASECOM (Asociación de Empresas de Confección y Moda de la Comunidad de Madrid) y ACOTEX (Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos),

“Se ha demostrado que el éxito viene muy marcado cuando en una empresa de moda existe una mente creativa y un gestor”, añade Sádaba, quien recuerda que tras la genialidad de Yves Saint Laurent estaba Pierre Bergé.

La directora de ISEM Navarra asegura que la calidad de la formación en España se valora más allá de nuestras fronteras y son muchos los alumnos que vienen a formarse como profesionales dentro de una cadena que incluye creatividad, diseño, materias primas, producción, distribución y punto de venta.

El secretario general de Cointega (Confederación de Industrias Textiles Gallegas), Alberto Rocha, adelanta que los nuevos profesionales de la moda deben tener “un espíritu renacentista. Un diseñador debe ser capaz de tener en la cabeza toda la cadena de posicionamiento del producto”, y asegura que las empresas deben ser grandes “para ser fuertes”.

Las empresas de moda han apostado por la internacionalización, por el diseño y por el marketing, y lo que “necesitan son buenos gestores”, concluye.

Gente inquieta y sin miedo a equivocarse es lo que considera el presidente de Acotex, Eduardo Zamácola que necesita la moda .

Algo en lo que coincide el director de Modacc, David García, pues insiste en que “la gente que se dedique a la moda debe de tener gran capacidad de adaptación a los cambios”.

Buscar el talento en organizaciones o directivos que nada tengan que ver con el sector de la moda ha sido una reflexión común entre los ponentes.

“La endogamia ya no funciona”, ha resaltado el presidente de Modacc, quien ha destacado el éxito del comercio “on line” liderado por profesionales que no son del sector.

La moda en España es un sector competitivo en el que hay que fomentar “el talento para crear nuevas marcas y conceptos de negocio” ha resaltado Guillermo Padilla, socio responsable de Management Consulting de KPMG en España, empresa que ha creado una consultoría, Fashion, para ayudar a mejorar la rentabilidad de las empresas de moda.

Según los datos aportados en esta jornada, el 25 % de las empresas del sector se han creado en los últimos cuatro años; seis de cada cuatro ha aumentado su plantilla en 2015 y el sector aglutina el 8% de las exportaciones del país.

EFECOM