Empresas

Bankinter gana un 31% más en el tercer trimestre apoyada en el negocio con los clientes

El negocio con clientes mantiene el ritmo de crecimiento en la entidad aunque los márgenes de intereses siguen descendiendo

“El grupo Bankinter ha sido el ganador de la crisis”. Esta ha sido una de las conclusiones de la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, que ha presentado este jueves los resultados del tercer trimestre de la entidad, que arrojan un beneficio neto acumulado de 299,5 millones de euros, con un incremento del 31 por ciento respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Para la compañía, estas cifras son el resultado del negocio recurrente de clientes, que ha seguido siendo el mayor contribuidor en sus ingresos, con un 84 por ciento, lo que les permite obtener una rentabilidad sobre el capital con un ROE del 10,7 por ciento anualizado.

No obstante, pese a que la evolución del margen de intereses ha sido positiva desde el pasado ejercicio, el tercer trimestre ha registrado una caída respecto al anterior, que ha pasado de los 220,5 millones a los 215,9 millones como consecuencia del entorno de tipos de interés cero, lo que supone “un reto para el sector financiero”, según Dancausa. Aún así, la compañía asegura estar compensándolo con mayores volúmenes por el crecimiento en cuentas corrientes o por otros ingresos por comisiones procedentes de la actividad bancaria.

En relación a los niveles de eficiencia, estos se han reducido en un 1,3 por ciento debido a “la determinación de crecer en Portugal”, ya que la entidad ha adquirido recientemente la filial de Barclays en Portugal, lo que a largo plazo les “proporcionará mayores ingresos”.

Por su parte, la tasa de morosidad se ha reducido por sexto trimestre consecutivo, hasta situarse en el 4,35 por ciento frente al 4,96 que la entidad tenía hace un año, un ratio que, según Dancausa, compara muy bien con la media sectorial que repuntó a cierre de agosto hasta el 10,95 por ciento. Además, la cartera de activos inmobiliarios adjudicados hasta el 30 de septiembre alcanzó un valor bruto de 546 millones de euros, lo que supone un ocho por ciento menos que hace un año y una cobertura del 39,4 por ciento.

Banca privada y empresas, los negocios con mayor crecimiento

Respecto al negocio de clientes en segmentos y negocios estratégicos, la Banca Privada y las Empresas, así como la Banca Personal o la Financiación al Consumo mantienen una tendencia muy creciente.

En Banca Privada, el patrimonio gestionado de los clientes alcanzó los 26.900 millones de euros, un 20,4 por ciento más que hace un año. Este crecimiento es también significativo en lo que se refiere a las sicavs, ya que existen 447 sociedades gestionadas, lo que hace que Bankinter tenga una cuota de mercado del 13,4 por ciento. En relación a este tema, Dancausa ha querido mejorar la imagen de las sicavs y ha explicado que se está produciendo “una demonización” de las mismas. No obstante, también ha señalado que  no están preocupados si el nuevo Gobierno las elimina, ya que cuentan con “una oferta de productos muy diversificada”.

En lo que respecta al segmento de empresas, la inversión crediticia creció un 4,2 por ciento, con un saldo que se sitúa en los 19,100 millones de euros. De la misma manera, el negocio de seguros con Línea Directa alcanzó los 2,34 millones de pólizas, un 6,7 por ciento más respecto al mismo periodo del año anterior.

Desaparición del papel moneda

La consejera delegada de la entidad también se ha referido a la reciente aprobación del Real Decreto sobre las comisiones en los cajeros automáticos y ha señalado que una de las cosas a las que contribuirá será a la desaparición de los pagos en efectivo, y por tanto, del papel moneda.

La nueva norma establece que desde el pasado 3 de octubre, cuando entró en vigor, las entidades financieras no podrán cobrar una doble comisión por sacar dinero en efectivo de los cajeros, es decir, que las propietarias de los mismos no podrán cobrar a los clientes de otros bancos cuando retiren efectivo de su red. Sin embargo, estas sí podrán exigir esa comisión al banco al que pertenezca el cliente que saca dinero del cajero. Por ello, las entidades tienen de plazo hasta el 1 de enero para tomar esta decisión, algo que Bankinter no ha decidido hasta ahora.

En este sentido, la directiva ha señalado que el objetivo es ver “cómo perjudican menos a sus clientes”, aunque ha asegurado que “va a costar dinero a todos los usuarios de cajeros”.

Asun Infante