Sectores

Carmena llena de Orgullo Gay la caja del Ayuntamiento

Los comerciantes incrementan sus ventas hasta un 60% y el millón de turistas que visitarán Madrid dejarán unos ingresos más de 130 millones de euros

Apoyo, conciencia y beneficio económico son tres elementos que definen la fiesta del Orgullo Gay, que se celebra todos los años en Madrid. Y es que son millones las personas que viajan a la capital durante los días de celebración, una festividad que tras años de esfuerzo se ha convertido en la más importante de Europa y la segunda del mundo, sólo por detrás de la de Sao Paulo, en Brasil.

Las banderas de colores inundan las calles y balcones del barrio de Chueca. El escenario está listo y el Ayuntamiento se frota las manos ante los elevados ingresos que llegarán en apenas unos días.

Y es que la fiesta del Orgullo Gay de Madrid es una de las principales fechas de la capital. De hecho, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, la definió como el nuevo San Isidro. A ella acuden “aproximadamente más de un millón de turistas”, explicó el responsable de comunicación de la Asociación de Empresas y Profesionales para LGTB, Juan Martín, y de ellos “unos 350.000 son extranjeros”.

En las pasadas ediciones, se “generaron entre 130 y 140 millones de euros”, una elevada cantidad que “se cree que para este año va aumentar”, añade Martín. “Ahí se incluye todo: hostelería, hotelería, pequeños comerciantes, etc”.

Los beneficios alcanzan a toda la ciudad, pero en el caso de los pequeños comerciantes, Se “calcula que sus ventas pueden aumentar en un 60% respecto a cualquier otra época del año. Una carroza de ingresos en la que quienes salen ganando no podían ser otros que los se encuentran en el barrio de Chueca.

Por otra parte, los hoteles de la almendra central de Madrid -Atocha, Cibeles, Gran Vía, Chamberí y Chueca- están casi al completo. La ocupación “se sitúa en torno al 90%” en esas zonas y “el resto de alojamientos del extrarradio y Comunidad registran una ocupación aproximada de un 70%”, explica Paloma García, de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM).

Ganancias que crecen más que en cualquier otra fecha del año porque, además de la masiva afluencia de turistas, el precio registra un “ligero incremento con respecto a las tarifas de la pasada edición”, comenta García, “en torno a 10-15% para los días centrales de la fiesta, viernes y sábado.

Nueva ubicación

Nunca a llueve a gusto de todos y lo que para unos es felicidad, para otros, amargura. Los vecinos del barrio no son partidarios de esta fiesta, un hecho que les ha llevado a interponer una denuncia contra la organización y cambiar la ubicación del pregón.

En lugar de la plaza de Chueca, se trasladó a la plaza de Pedro Zerolo. “Hay una asociación de vecinos, que son minoría pero que están ahí dale que te dale, que en 2011 presentaron una denuncia por los sonidos del pregón. En 2015 salió la sentencia de un juez que dice que es ilegal, por la ordenanza del ruido, y como toda sentencia hay que cumplirla este año se ha decidido trasladar todo el pregón a Pedro Zerolo”.

Pero Aegal no pierde la esperanza. La plaza de Chueca es la zona, por excelencia, de la comunidad LGTB y la organización espera que el gobierno local tome cartas en el asunto. “Ya se verá si la alcaldesa de Madrid modifica esa ordenanza para volver a la plaza de Chueca”, concluyó.