Noticias

Catalunya Caixa lastra los resultados del BBVA

La reestructuración de la caja catalana dentro del grupo marca las cifras del negocio en España

BBVA ha comenzado 2016 con menos fuerza de la esperada, ya que los 709 millones de euros de beneficio atribuido representan una caída del 53,8 % respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Son dos los países que marcan sobremanera y, por lo tanto, se transforman en culpables de la situación: España y Estados Unidos, según se desprende de los datos que ha presentado el consejero delegado de la entidad, Carlos Torres Vila, este miércoles en la sede madrileña de la entidad financiera.

Catalunya Caixa, sin beneficios

Dentro de nuestras fronteras, la incorporación de Catalunya Caixa, junto a otros factores, han hecho caer en un 23,6 % el resultado atribuido de BBVA, que ‘solo’ han alcanzado los 234 millones de euros. Otro dato a tener en cuenta es que la unión de la caja catalana ha disparado la tasa de mora hasta el 6,4 %.

“La integración se ha convertido en la prioridad en España”, aseguraba el propio Torres Vila durante la presentación y al ser cuestionado por los periodistas sobre este asunto. Un tema que, junto a la sentencia que obliga a los bancos a devolver el ingreso de las cláusulas suelo o el posible cierre de oficinas, se ha convertido en la estrella de la jornada.

“Catalunya Caixa no se nos está indigestando”, confirmaba Torres, tajante, ante los medios; mientras que su compañero, Jaime Saenz de Tejada, mostraba los datos más optimistas sobre la operación: “por ahora, no nos ha dado beneficios; al contrario, las perdidas han significado 26 millones de euros”.

Sin embargo, este factor no ha pillado por sorpresa a los altos mandos del BBVA, ya que es lo que marcaban las previsiones. Un cálculo que establece el final de 2016 como el punto en el que las sinergias comenzarán a notarse. Si todo va bien, la situación se habrá invertido “en la cuenta de resultados de 2017”.

Influyen los tipos de interés

Sin embargo, no hay que culpar al ‘nuevo’ de todos los males de la división española de negocio, ya que la actividad económica del trimestre se ha visto afectada por una reducción del ROF, el efecto estacional y por los bajos tipos de cambio.

“Ha sido un trimestre con resultados bajos, afectado por el tipo de cambio y la devaluación de BBVA las monedas. Además, durante el primer trimestre del año pasado se vendió el banco chino, CNCB, lo que supuso un ingreso extraordinario que este año no se ha producido”, afirmaba el consejero delegado de la entidad, en la presentación de los resultados celebrada este miércoles en la sede madrileña del grupo.

Recordaba Torres, en este punto, que los resultados de operaciones financieros fueron  “excesivamente altos”, durante el primer trimestre de 2015, mientras que para el presenta la situación ha sido justo la contraria. Un factor que, en comparativa, hace parecer “peores” las cifras obtenidas en el arranque del año.

Cae USA, mejoran los emergentes

Cruzando el charco, Estados Unidos presenta unas cifras más alarmantes, con 49 millones de euros obtenidos de resultado atribuido. La caída, de 63 puntos porcentuales y medio. También creció la morosidad, pasando del 0,9 por ciento hasta el 1,4 por ciento.

Para el caso norteamericano, a pesar del buen comportamiento del margen de interés, las cuentas han sufrido el impacto de Oil&Gas. Sin embargo, desde BBVA esperan que la situación se revierta según crezca el precio del barril de crudo.

Sorprende la situación de Turquía, México y el resto de países de América del Sur. El resultado atribuido del segundo, de hecho, es el mayor de todo el grupo, obteniendo 489 millones de euros e, incluso, sorprendiendo a los propios directivos: “los datos han sido mejores de lo que esperábamos”.

Hacia la transformación digital, con las oficinas

Son 15 millones y medio de clientes los que hacen uso de los servicios digitales del banco, lo que supone un ascenso de 20 puntos respecto al mes de marzo de 2015. Mientras tanto, la tasa de clientes móviles se incrementa un 45 % y llega ya hasta, aproximadamente, nueve millones y medio de usuarios.

Ante esta cuestión, Carlos Torres ha tenido la oportunidad de aclarar la polémica que el mismo creo en Copenhague. “Se ha hablado mucho sobre esa cuestión y creo que se malinterpretaron mis palabras”, se defendía el directivo, para continuar asegurando que su misión “no es la de digitalizar completamente a los clientes”.

“Queremos ofrecer a los usuarios mejores experiencias para que tomen mejores decisiones en el uso de su dinero –para tomarlas la tecnología puede ayudar-. Sin embargo, las oficinas ofrecen un valor añadido que no se puede aportar a través de procesos digitales. La sinergia es lo que buscamos”, sentenciaba Torres.

Los resultados globales

El margen de interés del grupo aumentó un 13,3 por ciento, si se compara con las cifras obtenidas en el primer trimestre de 2015, mientras que el margen bruto lo hizo en 2,8 puntos. En este punto, llama la atención que el ROF haya caído un 48,8 %, que explica los peores resultados para este período.

Mientras tanto, los indicadores continúan mejorando. La tasa de mora global cae, del 26 % de diciembre de 2015 hasta el 5,3 de marzo de 2016 y el coste de riesgo acumulado ha caído para este mismo intervalo de tiempo en tres décimas –hasta los 0,9 puntos-.

Sin embargo, durante la presentación se ha recalcado que “los datos irán mejorando según avance el año”, resaltando los sólidos indicadores de riesgo y generación de capital.

Adrián C. D´Aniello