CEOE: “Los globos sondas” del Gobierno paralizan la inversión

La incipiente, aunque moderada, desaceleración económica en España podría agravarse debido a la incertidumbre que genera la ausencia de detalles sobre las propuestas económicas del gobierno, en particular aquellas referidas al ámbito de la tributación. Según el Director de Asuntos Económicos y Europeos de la CEOE, Bernardo Aguilera, la “batería de medidas fiscales anunciadas se ha quedado en los titulares” y, agregó que desde la patronal “echamos de menos esta falta de concreción”. Así se expresó el especialista durante la conferencia “Análisis de la empresa exportadora por tamaño”, que tuvo lugar hoy martes en la sede de la CEOE en Madrid.

Por ejemplo, Aguilera se ha referido que a la fecha no se conoce si el anuncio del tipo mínimo de 15% para el impuesto de sociedades se aplicará sobre la base imponible o sobre el resultado contable, precisión que, a juicio del economista, hace una gran diferencia.

Para Edita Pereira, Directora del Servicio de Estudios de la CEOE, esta falta de concreción es recibida por el mundo empresarial “más como globos sondas” que se traducen en un “espera un poco y vamos a ver qué pasa”; es decir, es una parálisis de las decisiones de inversión y, por tanto, en una ralentización del crecimiento. De ahí que la CEOE haya rebajado sus previsiones de crecimiento para España desde 2,8% a 2,7%.  

Sobre la afirmación de la Ministra Calviño de que España está en un momento del ciclo económico propicio para una subida de impuestos, Aguilera expresó su desacuerdo, afirmando que “el nivel de recaudación de 2017 marcó un máximo histórico y probablemente este máximo se supere en 2018”. Por tanto, a jucio de Aguilera,  el hecho de que el nivel de recaudación en 2018 sea similar al de 2017 pero con menos actividad económica sugiere que no hay un problema de baja fiscalidad. Agregó que el gobierno debería concentrarse en hacer un “mejor control del gasto, eliminando duplicidades y gasto improductivo” a fin de consolidar la recuperación. Pereira acotó además que las subidas de impuestos pueden acabar reflejándose en una menor propensión a consumir por parte de las familias, lo cual repercutiría en la creación de empleo.

Los expositores enfatizaron la necesidad de mejorar y, en algunos casos dar continuidad, a la implementación de medidas y programas ya existentes que si que tienen un potencial para elevar el crecimiento económico. Uno de estos programas es la denominada “estrategia de crecimiento empresarial” diseñada por el gobierno anterior para aumentar el tamaño de las pymes (y con ello su productividad), pero del cual dijo Aguilera “no hemos vuelto a oir  hablar”. También se refirieron al “déficit de mano de obra tecnológica” existente en el país, debido en parte a que los “mecanismos actuales de formación para el empleo no están enfocados a las necesidades de las empresas”.

INFRAUTILIZACIÓN DE LAS PARTIDAS DEL PRESUPUESTO PARA I+D+i

Una parte importante de la partida para I+D+i de los Presupuestos Generales no se utiliza, aseveró Aguilera. Explicó que las empresas que aspiran a recibir estas ayudas deben preparar un informe vinculante sobre el proyecto a ser financiado, cuya elaboración supone un coste no despreciable. Sin embargo, la Agencia Tributaria tiende a desestimar sin más estos costosos informes y, por tanto, la financiación estatal de la innovación no llega en su totalidad a las empresas que la necesitan.

EFECTOS DE LA POLÍTICA COMERCIAL DE TRUMP

A las tribulaciones internas se suma un oscuro panorama externo que comienza a preocupar. En particular, la agresiva política comercial del Presidente Trump podría impactar las exportaciones españolas de manera importante si los contenciosos comerciales de EEUU, especialmente con China, no se resuelven satisfactoriamente en el corto plazo.

El Servicio de Estudios de la CEOE no cuenta con una estimación cuantitativa del impacto de la “guerra de aranceles”, pues “todos los días nos desayunamos con una nueva medida arancelaria”. Sin embargo, Pereira precisó que los aranceles afectan de manera importante a los principales socios comerciales de España. Aguilera agregó que sectores como la siderurgia en el norte del país y los productores de aceituna negra estarían entre los principales exportadores afectados por las medidas de Trump.

Los expertos consideran que la posición de la UE ha sido la adecuada en este caso, y que por tanto el riesgo principal no es tanto en un deterioro de la política bilateral entre EEUU y la UE sino en que el Presidente americano haga “saltar por los aires” la institucionalidad del comercio mundial. Sobre este punto expresó su preocupación por el reciente bloqueo de Trump a la renovación del Tribunal de Apelación que resuelve las disputas comerciales en la OMC, una medida que puede facilitar una escalada de la “guerra comercial” entre EEUU y China.

Tanto la incertidumbre de política económica doméstica como la externa crean una paralización de la inversión en las empresas. Este efecto podría ser mayor en el sector automotor; en particular, en las empresas proveedoras de componentes a fabricantes que han sido o podrían ser afectados por medidas proteccionistas; frente al incierto panorama comercial estas empresas simplemente optarán por no invertir.

 

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies