Empresas

China bloquea el portal web de la cadena británica BBC por su cobertura de las protestas de Hong Kong

Censores chinos han bloqueado la página web de la cadena británica BBC por su cobertura de las protestas en Hong Kong, según ha informado el propio medio de comunicación en la noche de este miércoles, a través de un comunicado.

La emisora señala que parece ser un caso de “censura deliberada” aunque dice desconocer cuál podría ser el motivo para que Pekín haya tomado esta decisión, en un país donde también se ha bloqueado al periódico estadounidense ‘The New York Times’ o el portal web de noticias de la BBC en idioma chino, entre otros.

“La BBC condena enérgicamente cualquier intento de restringir el libre acceso a noticias e información”, ha dicho el director del Grupo de Servicio Mundial de la BBC, Peter Horrocks, quién añade que están protestando ante las autoridades chinas. “Este parece ser un caso de censura deliberada”, ha reiterado.

Un funcionario chino pidió este mismo miércoles a los corresponsales de los medios de comunicación extranjeros que se encuentran trabajando en Hong Kong que informen de manera “objetiva” sobre los sucesos que acontecen en la ex colonia británica, donde se suceden los enfrentamientos entre manifestantes prodemocracia y la Policía.

A principios de este mes, un tribunal chino emitió nuevas resoluciones drásticas contra lo que los “internautas” pueden decir y hacer ‘online’, un reflejo del deseo de Pekín de influir en la opinión popular, tanto en Internet como fuera de la Red.

Esta no es la primera vez que la BBC ha sido bloqueada en China. En 2010, el portal web de la cadena fue bloqueado durante varios días, lo que coincidió con la ceremonia de entrega del Premio Nobel de la Paz al disidente chino Liu Xiaobo.

“La BBC ofrece noticias imparciales, en las que confían millones de personas en todo el mundo”, ha agregado Horrocks, quien sentencia que los intentos de censurar estos servicios muestran lo importante que es el papel de los periodistas en este tipo de acontecimientos.

EUROPA PRESS