Opinión

Echemos cuentas corruptas

Debe haber pocas cosas más sanas que empezar las semanas echando cuentas más allá de las apariencias. Hacer ese esfuerzo el lunes permite que nos indignemos más y mejor cuando de aquí al viernes nos cuenten quién y cómo se está llevando crudo el dinero de nuestros impuestos.

Echemos cuentas, pues. En España hay unos 1.800 imputados por casos de corrupción. Las apariencias nos dicen que si cada uno de ellos hubiera levantado de media un millón de euros, habría unos 1.800 millones de euros que a saber dónde han ido a parar. Pero créanme, esas son las cuentas de la perra chica. Al loro y no se me pierdan con los argumentos.

En España 1.800 imputados y también 1.800 inspectores de Hacienda, centena arriba centena abajo. Así pues, cada imputado por corrupción en España nos cuesta el equivalente a un inspector de Hacienda, con su formación, sus papeles, sus equipos, sus oficinas y toda la vaina.

Unas tres veces más, hasta unos 5.000 podemos contabilizar el número de jueces que tenemos. No todos pueden conocer de casos de corrupción, pero incluso si fuera así, implicaría que 1 de cada 3 jueces en España estarían ocupados en esta pandilla de mangantes.

Y de esos 1.800 imputados, solo 170 están condenados, y solo una treintena entre rejas. Así que echen cuentas, y luego nos echamos unas cañas hablando de presunción de inocencia, justicia universal y deuda soberana, entre otras cosillas sin importancia. Buena semana.