Noticias

El 31% de los excluidos financieros no quiere o no necesita una cuenta bancaria

Mastercard ha elaborado el estudio The Road to Inclusion 2016 sobre exclusión financiera de la población española y europea.

En un momento en el que la tecnología Fintech está empezando a calar en la sociedad, ocurre que una porción importante de ésta no tiene cuenta bancaria ni acceso a métodos de pago electrónicos. De modo que el 23% de la población excluida financieramente en España cuenta con un empleo a tiempo completo. Mientras que en los demás países de Europa la cifra asciende a una media del 33% de exclusión.

También el estudio destaca que, en este sector de la población, el 53% de ellos accede a la tecnología a través del Smartphone, cifra que ha aumentado desde hace tres años cuando su porcentaje era del 39%. Es notable el hecho de que estas personas tengan un relativo acceso a la tecnología y; sin embargo, no tengan entrada a productos y servicios financieros.

Por otro lado, estas personas tienen la necesidad de disponer de dinero en efectivo en efectivo lo que les convierte en un sector muy vulnerable a la pérdida o robo de su capital, disputas sobre los pagos y la extrema dificultad de organizar y planificar sus pagos con antelación. Además, estos perfiles corren el riesgo de buscar vías alternativas de pago para estos fines, lo que puede contribuir a su endeudamiento.

En referencia a los resultados, Ann Cairns, Presidenta Internacional de Mastercard, ha señalado que “para una gran cantidad de gente, el concepto de exclusión financiera se asocia a un problema mayoritariamente de países en vías de desarrollo; no obstante, este estudio demuestra de manera fehaciente que, en Europa, éste es un asunto de igual relevancia. La exclusión afecta de manera notable y directa a la calidad de vida de las personas, con consecuencias como la negación de beneficios básicos y el acceso a la economía global”.

Motivos de su exclusión

En España el 31% de los encuestados en el estudio considera que no quiere o no necesita una cuenta bancaria y el 10% lo hace por desconfianza hacia los bancos. No obstante, en caso de crearse una cuenta, un 39% afirma que lo haría por motivos de seguridad, ya que consideran que el dinero está más seguro en una cuenta.

Por último, el 79% de los encuestados españoles piensan que mejorar la infraestructura digital es clave para mejorar la inclusión financiera, y el 80% consideraba que los productos y servicios digitales han aumentado de manera significativa el acceso a productos y servicios financieros.

“El hecho de que la tecnología esté ya plenamente accesible para aquéllos que estén en situación de necesidad demuestra que nos hallamos, afortunadamente, ante un problema que tiene solución, la cual pasa por la colaboración, la educación y la innovación. De esta manera, queda claramente marcado el camino para lograr la inclusión financiera: la vía digital.  Aprovechando el rápido desarrollo de la tecnología, podemos crear nuevas soluciones que garanticen que todos los habitantes de Europa tienen acceso a una cuenta bancaria, lo que tendrá una influencia positiva directa sobre millones de personas y beneficiará a la sociedad al completo al convertirse en una sociedad más justa y libre”, ha concluido Ovidio Egido, Director General de Mastercard en España.