Empresas

El comportamiento de Telefónica en España

Telefónica registró un beneficio neto de 4.593 millones de euros en 2013, lo que representa un incremento del 16,9% en comparación con el ejercicio anterior, según informó este jueves la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En el caso de España, los clientes ascendieron a 41,7 millones a cierre del ejercicio, lo que representa un retroceso del 4%. En telefonía fija la pérdida asciende a 171.000 accesos (-5%), pese al crecimiento del 2% en los usuarios de banda ancha.

En este caso, destaca el crecimiento “récord” de los clientes de fibra óptica en el cuarto trimestre, con un aumento de 100.000 clientes y alcanzando un total de 594.000 usuarios, el doble que en 2012 y representando el 17% del total de hogares con cobertura.

En cuanto a la televisión de pago, la cifra de clientes registró en el cuarto trimestre su primera ganancia neta, con un incremento de 63.000 clientes. En telefonía móvil, la base de clientes se redujo un 8% en el conjunto del año hasta los 19 millones.

Por último, a cierre de 2013 Movistar Fusión alcanzó los 2,9 millones de clientes, con más de un millón de líneas móviles adicionales y representando ya el 52% de los clientes de banda ancha fija y el 45% de móviles de contrato.

La compañía en España registró unos ingresos por operaciones de 12.959 millones de euros en 2013, lo que representa un 13,6% menos que en 2012 impactados por la caída en un 46,4% de la facturación por venta de terminales tras la eliminación de los subsidios.

En la parte de los gastos, se situaron en 7.042 millones de euros con un descenso del 17,6% con una disminución de los gastos comerciales del 31,3%. En este sentido, los gastos de personal se situaron en 2.113 millones de euros, reduciéndose un 6,1% interanual debido a los ahorros derivados del plan de reestructuración de plantilla, que la compañía sitúa en 171 millones de euros, y de la cancelación temporal de la aportación de la empresa al plan pensiones desde el mes de abril, que supone 63 millones de euros.

Servimedia