Sectores

El Gobierno aprueba los objetivos de biocarburantes hasta 2020

Sobre ello ha informado la vicepresidenta del gobierno

El Gobierno ha aprobado hoy un real decreto por el que desbloquea el parón en el proceso de incorporación de biocarburantes a los combustibles de automoción y fija los porcentajes mínimos que tendrán que alcanzarse hasta el año 2020.

Según ha informado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el objetivo de esta normativa es contribuir al cumplimiento del objetivo europeo de que las renovables supongan el 20 % de la energía en 2020.

Así, el real decreto recoge los objetivos mínimos de biocarburantes en el transporte para el periodo 2016-2020, una cuestión en la que España ya está por encima de la senda de cumplimiento, ha subrayado.

Cumplir con las renovables

La vicepresidenta ha recordado que las renovables supusieron un 17,1 por ciento de la energía consumida en España el pasado año y ha apuntado que “solo con poner en marcha” este real decreto se alcanzaría el 19 en 2020, es decir, que “haría falta una pequeña medida” para cumplir el objetivo del 20 por ciento. “Tenemos una senda amplia para poder cumplir de sobra los objetivos”, ha insistido sobre el asunto.

En 2013, el Gobierno redujo indefinidamente el objetivo de incorporación de biocarburanes al 4,1 por ciento para el gasóleo y el 3,9 para la gasolina con el objetivo de controlar los precios ante la recesión económica.

De acuerdo al primer borrador enviado por Industria a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, el objetivo global de incorporación de biocarburantes alcanzaba el cinco por ciento en 2016 y 2017, el seis en 2018, el siete en 2019 y el 8,5 en 2020.

El gasóleo, un poco más caro

Además, la normativa establecía que el biocarburante de primera generación -procedente de cultivos para consumo alimentario- no podía superar el siete por ciento del combustible final. Esta medida, según cálculos de Industria, encarecería el litro de gasóleo 0,2 céntimos de euro a partir del próximo año, 0,2 céntimos adicionales en 2018, otros 0,2 céntimos en 2019 y 0,29 céntimos en 2020.

Así, en el conjunto del plan, el litro de gasóleo se encarecería algo menos de un céntimo de euro -0,89 céntimos-, una cantidad a la que hay que sumar a partir del próximo año una subida de entre el 0,3 y el 0,5 por ciento por efecto de normativas de sostenibilidad.

En su informe sobre el borrador, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) defendió el establecimiento de objetivos diferenciados para los biocarburantes incorporados a la gasolina y el gasóleo, al considerar que los agentes preferirán centrar sus esfuerzos en el diésel, cuya gestión es más sencilla, poniendo en peligro la estructura productiva.

EFECOM