Economía

El Ibex pierde los 8.600 puntos tras caer un -0,06%

Tras abrir con fuertes caídas pero darse la vuelta y repuntar más de un 1% a media mañana, finalmente el selectivo español ha fallado en su intento de conservar los 8.600 puntos. Al cierre ha registrado una caída del -0,06% en contraposición a los repuntes que sí han logrado otros índices europeos como el DAX alemán (0,28%), el CAC francés (+0,53%) o el FTSE británico (+0,30%).

El precio del petróleo sigue presionado a la baja desde la semana pasada tras las declaraciones de un miembro del gobierno saudí que afirmó que Arabia Saudí (principal productor de la OPEP) solo congelará su producción si países como Irán siguen sus pasos. El Brent caía cerca de un 1% hasta los 38,20 dólares/barril al cierre de los mercados europeos.

En el frente macroeconómico la atención se ha centrado en algunas referencias del mercado laboral europeo y en los pedidos de fábrica de EE.UU. La tasa de desempleo de febrero en la zona euro ha caído una décima hasta el 10,3% en lo que supone su nivel más bajo desde 2011.

En España, el número de parados cayó en marzo en 58.200 personas. El dato es mejor que el previsto (50.000) pero peor que el de marzo del año pasado (60.200). El número de personas afiliadas a la seguridad social también ha crecido menos que hace un año: 138.000 vs 160.500.

Por su parte, los pedidos de fábrica estadounidenses descendieron en febrero más de lo previsto (-3% vs -2,8% interanual) y rompen con el buen tono que mostraron el viernes pasado el ISM manufacturero y el informe de empleo de la primera economía del mundo.

Lo más relevante a nivel corporativo ha venido de la mano del sector de telecomunicaciones de Francia. Orange (-6%) y Bouygues (-13%) anunciaron este fin de semana el fin de las negociaciones sobre su fusión al no llegarse a un acuerdo. Desde Bouygues se ha comunicado que no se ha podido conseguir un consenso sobre los puntos a los que daba una gran importancia como el nivel de participación que iba a tener, el riesgo de ejecución de la fusión y la valoración que se iba a hacer de su propia filial de telecomunicaciones. La noticia también ha salpicado a las otras dos operadoras francesas (Iliad -15% y Numericable -18%), que hubieran podido comprar los activos que las autoridades antimonopolio le hubieran obligado a vender a Orange.

Tampoco se han librado operadoras europeas como Telefónica (-0,71%), que subió tras la salida de César Alierta de la presidencia pero que acumula tras días consecutivos en rojo. La banca mediana sigue sin dar síntomas de mejora y hoy ha liderado las caídas con Popular (-2,42%) y Caixabank (-2,22%) como los peores del selectivo.

Sí han mostrado buen tono valores como Grifols (+2,02%) o IAG (+1,39%), favorecida en el día de hoy por el descenso del precio del crudo. Entre medias se ha situado Arcelormittal (+1,44%), que se trata de una compañía con muchos frentes abiertos pero que sigue aupada por las especulaciones sobre un proceso de consolidación dentro del sector del acero europeo y por unas declaraciones de un miembro del gobierno alemán apoyando la implantación de aranceles al acero proveniente de China. Las acciones de Arcelormiital, con una ampliación de capital a sus espaldas, pueden presumir de haberse duplicado desde sus mínimos de febrero.

Felipe López-Gálvez, Selfbank