Nacional

Se mantiene la imputacion a la Infanta Cristina por delito fiscal y blanqueo

La infanta Cristina seguirá sentada en el banquillo de imputados. Es la decisión con la que el juez Castro pone punto y final a años de instrucción del caso Nóos. El magistrado apunta – finalmente – a que la hija menor de don Juan Carlos  cooperó con su marido – Iñaki Urdangarin – en dos delitos fiscales en el IRPF de los ejercicios 2007 y 2008 a través de Aizoon, la sociedad familiar que ambos comparten al 50%. Esa es una de las acusaciones que Castro imputa a la hermana de Felipe VI, la otra apunta a su culpabilidad en el blanqueo de dinero público que la pareja habría desviado para reformar un palacete, comprar obras de arte, artículos de lujo y hasta para pagar clases de baile.

 Por su parte, el cuñado del Rey es señalado por el juez por su autoría en hasta seis delitos distintos, entre los que además se encuentran fraude, malversación, prevaricación o falsedad de documento público. Finalmente el secretario personal de las infantas imputado a principios de 2013,  Carlos García Revenga, queda exculpado de la trama corrupta.

 Se abre ahora el proceso de apelaciones. Uno de ellos ya lo ha anunciado la Fiscalía Anticorrupción recurrirá el auto de Castro al considerar que “no existen indicios de delito” sólo en cuanto a la participación de Cristina de Borbón en las actividades de Nóos y reiterará que todas las conductas penales son sólo atribuibles a Urdangarin y a Torres