Empresas Nacional Sectores

Industria desmiente al Supremo: no hay informes de las consultoras

El Tribunal Supremo ha enviado a las empresas de energía renovables el informe que el Ministerio de Industria encargó en 2013 a las consultoras Roland Berger y Boston Consulting y que nunca recibieron.  Sin embargo, según Europa Press, el ministerio encabezado por José Manuel Soria ha reconocido que su departamento elaboró la nueva regulación en el sector “exclusivamente” a partir de su propio trabajo, sin contar con los informes de las asesoras.

Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDEA), dependiente del ministerio de Industria, ha reconocido que se contrató los servicios de Roland Berger y Boston Consulting, pero que solo se recibió un informe, el de Roland, y fue en octubre de 2014. La nueva regulación de renovables se aprobó a mediados de 2014.

El Alto Tribunal ha enviado a las compañías de energías renovables el informe de Roland Berger, ya que como ha confirmado tanto el IDAE como el Supremo el contrato con Boston Consulting fue rescindido el 15 de febrero “por incumplimiento de los pliegos del contrato”.

En 2013, el ministerio de Industria contrató a las dos asesoras para que elaborasen los parámetros de costes de inversión y operación que determinarán a partir de ahora la retribución de las renovables y cogeneración. El Gobierno pretendía contratar tres consultores, pero finalmente firmaron el acuerdo dos por una cifra cercana al millón de euros.

Industria ha explicado  que, durante la elaboración del diseño del nuevo régimen retributivo de las energías renovables, encargó al IDAE los análisis técnicos de detalle sobre los costes de producción de las distintas tecnologías renovables.

El estudio “en profundidad” realizado “durante doce meses” por este organismo, dependiente del Ministerio de Industria, tuvo como resultado más 1.400 estándares de instalaciones para recoger “la amplia complejidaddel sector renovable, formado por más de 65.000 instalaciones”.

Pérdidas millonarias

Las principales asociaciones del sector, Anpier, APPA, Protermosolar y UNEF cifraron en 3.400 millones la caída de ingresos en 2014 en el sector por los recortes que sufrieron las renovables durante el pasado ejercicio.