Opinión

Jorge Fernández Díaz ¡Despedido!

Nos han llamado la atención desde Bruselas por los hechos en Ceuta de la semana pasada, 12 inmigrantes murieron en Ceuta y se acusa a los guardias fronterizos de lanzar pelotas de goma a los sin papeles que intentaban entrar en la Península a nado. Desde la UE piden explicaciones porque sobre España recae la sospecha de se hayan podido vulnerar algunos derechos fundamentales.

La primera reacción por parte del Ministerio de Interior fue negar que se hubiera golpeado a los inmigrantes con el lanzamiento de estas pelotas. Aunque ayer, el propio ministro Fernández Díaz reconocía que sí que se había usado materiales antidisturbios. Eso sí, matizó que no se golpeó en ningún momento a los inmigrantes (que fallecieron por ahogamiento) y que las pelotas de goma fueros usadas solamente para delimitar una línea imaginaria en el mar y disuadir a los subsaharianos.

La CE lo que quiere es esclarecer los hechos ante las informaciones contradictorias que se están dando desde que ocurrió el trágico suceso. El ministro de Interior tiene que esclarecer lo ocurrido y dar explicaciones más concisas de la actuación de las autoridades españolas. No puede haber tantas contradicciones en una tragedia de estas características donde han perecido 12 seres humanos.