Opinión

Julio Sanz, presidente de la Federación Profesional del Taxi ¡Despedido!

El colectivo del taxi está guerrero. Hace un par de semanas los taxistas convocaron parones en Madrid dejando a cientos de usuarios sin servicio, al no ser huelga sino parones, los taxistas alegaban que no tenían por qué dar servicios mínimos. En esta ocasión protestaban contra la competencia desleal de aplicaciones como Bla Bla Car o Uber, que se dedican al transporte de viajeros en coches particulares aunque como un modo de compartir gastos.

Hoy protestan contra las más de 1.500 bicicletas que ha instalado el Ayuntamiento de Madrid por los principales lugares de la capital. El presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, Julio Sanz, ha denunciado que el consistorio instale estas bicicletas cuando ha retirado la mayoría de paradas de taxis en las mismas zonas porque dificultaban el tráfico.

Insiste Sanz en que no tiene nada en contra de las bicicletas pero eso sí, ha pedido que no se menosprecie un servicio que se ofrece al ciudadano ante su propia demanda”, y que “no se le retire de zonas céntricas o comerciales como la calle Serrano.