Empresas

La asistenta de Jenaro García cobró 300 euros por firmar como administradora de empresas pantalla

Enésimo capítulo en el caso de fraude de Gowex. Guadalupe Esmeralda Almeida, asistenta del expresidente de Gowex, Jenaro García, declaró hoy ante el magistrado de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz que cobró 300 euros por firmar varios documentos como administradora de empresas pantalla.

Según informaron fuentes jurídicas, la trabajadora explicó al juez instructor que la mujer de García, Florencia Maté, le dijo que estaban creando una empresa. Asimismo, informó que acudió con el consejero y director financiero de Gowex, Francisco Manuel Martínez Marugán, a varias entidades donde firmó diversos documentos. Almeida, contratada para hacer las tareas domésticas, inculpó en su declaración tanto a Maté y Martínez Marugán. Por su actividad, declaró ante el magistrado haber recibido la cantidad de 300 euros y no haber vuelto a saber nada más de este asunto.

Pedraz, interrogó también a Javier Martín Vaquero y Antonio Salmerón Campos, que inculparon al consejero y director financiero de la empresa en la creación de sociedades pantalla. Tanto Almeida, como Vaquero y Salmerón quedaron en libertad sin medidas cautelares.

Salmerón declaró que conocía a Martínez Marugán desde la infancia y que habían creado una empresa de informática. El presunto administrador de varias sociedades pantalla explicó al juez que cuando la empresa se quedó sin actividad, dejaron de utilizarla, y no tiene constancia de que se usara para otros fines.

Por su parte, Vaquero explicó que conoció a Martínez Marugán en la facultad y, un tiempo después, el consejero le llamó para ofrecerle trabajo en Gowex. Durante su declaración, explicó que tenía un despacho de Gowex y firmó hasta diez escrituras de varias empresas, aunque él solo trabajaba para una de ellas. Según Vaquero, trabajó tres meses haciendo fotocopias y sin cobrar hasta que se marchó.

El cuarto imputado, Juan Cañamero González, presunto administrador de la empresa Sealsuntel S.L., no acudió a declarar está mañana a la Audiencia Nacional al encontrarse fuera de España. Según la Policía, Cañamero reside desde hace más de un año fuera de España, de donde se marchó por problemas económicos. No obstante, por ahora el magistrado no ha decretado su busca y captura, como sí que hizo la semana pasada contra el auditor de la compañía, José Antonio Díaz Villanueva.

Servimedia