La CNMC estima que los peajes del gas para los consumidores domésticos podrían bajar un 26% a partir de 2021

La comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) anticipa la posibilidad de bajar los peajes del gas a los consumidores un 26% en el siguiente periodo regulatorio, entre 2021 y 2026, mientras que para un gran industria la bajada sería de un 6,7%.

Así lo ha comunicado la CNMC coincidiendo con la apertura del periodo de información pública de la circular que establece la metodología para el cálculo de los peajes de transporte, redes locales y regasificación de gas natural.

Esta nueva propuesta de circular se somete así a un proceso de audiencia pública que finalizará el 30 de septiembre. Hasta ese momento todos los agentes interesados podrán remitir a la CNMC sus alegaciones y su contribución a la mejora técnica de esta propuesta.

Una vez finalizado el trámite de información pública, se analizarán las alegaciones de los agentes y se aprobarán las circulares normativas definitivas.

Las actividades de regasificación, transporte y distribución gasista están reguladas porque no se prestan en régimen de competencia dada su condición de monopolio natural.

Los costes de dichas actividades reguladas los soportan todos los consumidores, tanto particulares como empresas, a través de la factura del gas. Por tanto, la reducción de los peajes repercutirá en beneficio de los consumidores y contribuirá a fomentar la competitividad de la industria española.

Los peajes son la contribución que corresponde pagar a los consumidores para cubrir los costes con los que deben retribuirse las actividades de regasificación, transporte y distribución de gas. La CNMC es un organismo independiente al que corresponde determinar el reparto de estos costes entre los consumidores de acuerdo con el ordenamiento jurídico vigente.

La principal novedad de esta metodología es que se establece peajes diferenciados para cada uno de los servicios prestados por las distintas instalaciones, teniendo en cuenta cuáles de ellos están sometidos a competencia internacional. El objetivo es maximizar el uso de las infraestructuras, preservando la suficiencia de ingresos para recuperar la retribución reconocida a cada una de las actividades.

Asimismo, se tiene en cuenta el nivel de consumo para cada uno de los servicios prestados. El objetivo es que los consumidores de las mismas características hagan frente a los mismos peajes sin que se produzcan subvenciones cruzadas entre ellos.

El proyecto de circular supone que los ciclos combinados, como consumidores de gas, paguen también menos peajes de forma que la reducción se traslade a la generación de energía eléctrica. Esto puede contribuir a un abaratamiento del precio de la electricidad en beneficio de los consumidores eléctricos.

Por último, se propone una reducción de los peajes de la utilización de las plantas de regasificación que supondrá un incentivo para incrementar su nivel de utilización, muy reducido en muchas de las plantas nacionales.

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies