Noticias Sectores

La compraventa de segunda mano, ante la ganga, pide una verificación previa

Tanto en la venta online como en concesionarios

El mercado de compraventa de vehículos de segunda mano cerrará un 2015 de récord en Andalucía, con un aumento del 20 por ciento en las ventas con respecto a 2014 y el establecimiento de empresas que operan entre particulares y que, con la tecnología e internet, velan por la seguridad de las operaciones

Tanto si uno mira en internet como si busca en un concesionario, lo importante a la hora de decidirse por un vehículo usado es la seguridad, algo que los distribuidores oficiales de vehículos de ocasión han aumentado en los últimos años, en los que este sector estaba bajo el signo de la crisis económica.

Crece la garantía de los concesionarios

Esto ha hecho que se haya aumentado la garantía en los concesionarios, que en muchos casos es de 36 meses, así como los controles, la puesta a punto o las facilidades legales para adquirir un “segunda mano”, según explica a Efe el presidente de la Asociación de Empresas de Distribución Comercial de Vehículos de Andalucía, Manuel Berrocal.

Berrocal cifra en cerca de un 20 por ciento el aumento en las ventas de vehículos de ocasión en la región, casi un 5 por ciento más que en los últimos datos registrados hasta septiembre (que reflejaban la venta de 223.400 unidades de ocasión), y todo ello en un sector que ha cambiado mucho en los últimos años, en los que el comprador ha cambiado su mentalidad de “nuevo rico” por la sensatez.

“El comprador de segunda mano es hoy mucho más consecuente”, señala Berrocal, que recuerda que no hace tanto la venta de coches de ocasión estaba asociada a conductores que se acababan de sacar el carné.

Un perfil que ha cambiado en un sector cuyas ventas duplican a las de vehículos nuevos en España, y que este año ha aumentado en todas las comunidades autónomas, impulsadas por el Plan PIVE y por las transacciones entre particulares.

Y es que, aunque los concesionarios siguen siendo ese lugar seguro en el que el cliente puede comprar un segunda mano con mayor tranquilidad y garantía, incluso estos establecimientos han apostado por internet, según Berrocal, quien apunta a que la compra en este medio debe realizarse “con mucha precaución”.

Empresas de verificación

Para evitar “malas prácticas” o “posibles estafas”, están apareciendo en España empresas que cobran por verificar el estado de los vehículos que uno encuentra en internet, como es el caso de Rollty, una joven compañía cordobesa que tiene una red de profesionales repartida por toda España con los que comprueba el estado real de los vehículos.

El gerente y fundador de esta empresa, Félix Almagro, señala que lo que ellos ofrecen es una garantía técnica y una estimación económica del vehículo peritado, un informe estandarizado que además acompañan con un vídeo de la prueba con el que facilitar la decisión final del comprador.

Es el caso de la posible compra de un modelo Wolkswagen Polo a la venta en Baena, y que el perito de Rollty, Rafael, examina con detenimiento desde los neumáticos hasta el número de bastidor o el cuentakilómetros, para posteriormente hacer llegar un vídeo y un informe al potencial comprador.

“En Estados Unidos no se concibe comprar un vehículo usado sin una verificación previa, ¿por qué no lo podemos hacer en España también?”, se pregunta Almagro, que añade que sus clientes ya no son solo particulares, sino también profesionales que piden ese informe para mejorar la seguridad de sus ventas.

Tanto Almagro como Berrocal coinciden en que en el perfil del comprador hay predominancia de menores de 34 años, mientras que los coches que más se venden en el mercado de ocasión son los de gama baja (menos de 3.000 euros) y los de gama muy alta (de más de 10.000 euros).

“La tendencia a comprar usado va a seguir creciendo, y en el mercado particular cada vez más”, concluye el fundador de Rollty, que vaticina que en 2015 el 65 por ciento de las ventas de vehículos serán de coches de segunda mano.

EFECOM