Sectores

La construcción en España anotará en 2015 su primer repunte desde el inicio de la crisis

El sector de la construcción española se anotará en 2015 el primer aumento desde que empezó la crisis, que se estima del 1,8%, toda vez que cerrará este ejercicio aún con caídas de un 2,4%, según indica el Euroconstruct.

La industria constructora intensificará su progresión en ejercicios sucesivos, según el estudio, que augura un aumento del 3,6% para 2016 y del 5% para 2017.

No obstante, el desplome sufrido por el sector durante la crisis, en la que perdió las tres cuartas partes de su actividad, hará que estos incrementos porcentuales “se noten poco en la práctica”, según indicó el director general del Instituto de Tecnología de la Construcción de Catalunya (Itec), Francisco Diéguez.

El directivo remarcó que se trata de datos positivos porque suponen el fin de la caída del sector, y mejorar las previsiones del informe realizado a comienzos de año, pero aseguró que no significan “una nueva época dorada, ni tan solo el fin de los problemas de la época anterior”, ya que los niveles de producción serán en 2017 todavía inferiores a los de 2012.

En este sentido, indicó que este año, y a pesar a la recuperación, la construcción supondrá el 3,2% del PIB español, frente a la tasa del 15% que llegó a representar en los años de burbuja.

En su opinión, lo ideal sería que el peso del sector en la economía rondase el 5% o 6% del PIB, como en otros países europeos. “El sector español puede crecer un 50% sin llegar a niveles preocupantes”, indicó al respecto.

Para contribuir a la recuperación del sector, el Itec pide más ayudas públicas a la rehabilitación y la eficiencia energética (desde subvenciones a incentivos fiscales) si se quieren cumplir los objetivos de calidad en estos ámbitos.

También solicita una apuesta por la innovación y aboga por que se creen procesos de contratación pública y privada más transparentes “para ayudar a mejorar la imagen que la sociedad tiene del sector”.

CRECE LA CONSTRUCCIÓN DE VIVIENDAS EN 2015.

Las previsiones por sectores apuntan a que el sector residencial caerá un 6,5% este año y augura un avance del 5% en 2015, ejercicio en el que se iniciarán más viviendas de las que se acabarán.

La promoción de pisos continuará evolucionando en ejercicios sucesivos, un 9% en 2016 y un 11% en 2017.

El Itec sitúa en 100.000 viviendas anuales el ritmo de construcción adecuado para atender a la demanda, mientras que actualmente se construye un tercio de esta cifra.

La edificación no residencial todavía decrecerá en 2014 (-3,5%) y 2015 (-5,5%), ya que se están dando síntomas de recuperación en el ámbito industrial pero no en el terciario. Así, prevé que el crecimiento, del 2%, llegue en 2016.

FRENO EN LA OBRA PÚBLICA EN 2016.

En cuanto a la construcción de grandes infraestructuras, el instituto considera que se verá beneficiada por el calendario electoral de 2015, que tienen un efecto de incremento de obra pública antes de los comicios.

No obstante, el informe señala que el subsector de la ingeniería civil ya crecerá este año un 2,6%, y progresará 5,4% en 2015, con un retroceso en los avances en años sucesivos (el 2,4% en 2016 y el 3,5% en 2017), ya que las administraciones siguen comprometidas a reducir el déficit y el sector privado se frena por conflictos como el de las radiales de Madrid o el del almacén de gas Castor, explicó el jefe del Departamento de Mercados del Itec, Josep Ramon Fontana.

Respecto a la rehabilitación, el informe calcula que a partir de 2015 empezará a crecer ayudada por la recuperación de las compraventas de vivienda, aunque a ritmos modestos (1,9% en 2015, 2,8% en 2016 y 3,6% en 2017), ha explicado Fontana, que ha señalado que la rehabilitación tiene mayor peso en otros países europeos que en España y que se debería avanzar hacia su situación.

EUROPA

Euroconstruct, que analiza 19 países europeos, prevé que este año sea el de “inflexión” y la construcción en Europa crezca un 1%, y entre 2015 y 2017 augura crecimientos anuales de entre el 2,1% y el 2,2%, aunque pese a los avances, la producción de 2017 estará a niveles de 2011, ha apuntado Fontana.

En 2014, todavía seis de los 19 países analizados cerrarán el año en negativo (España, Francia, Italia, Portugal, Eslovaquia y Finlandia), y habrá que esperar hasta 2016 para que todos estén en tasas positivas.

Así, la tendencia del sector en Europa es la de crecer poco, donde hay clientes, con atención al incremento de costes y con inversión pública todavía débil, ha resumido Fontana.

 

EUROPA PRESS