Nacional

La Fiscalía pide cuatro años de cárcel para el ex director general de la CAM

La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado a la Audiencia Nacional que condene a cuatro años de cárcel al ex director general de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) Roberto López Abad y; a dos años y medio de prisión al que fuera presidente de la Comisión de Control de la entidad, Juan Ramón Avilés por el cobro irregular de dietas y por la concesión a este último de créditos por valor de 17 millones de euros.

El Ministerio Público hace estas peticiones en el escrito de acusación presentado esta mañana ante el instructor de la causa, el juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez. La Fiscalía acusa a López Abad de un delito continuado de apropiación indebida agravada, aunque ofrece la alternativa de que se le condene por delito societario, también continuado. Además de la pena de multa, se pide que se condene el ex director general de la CAM al pago de una multa de 90.000 euros. El escrito atribuye por su parte a Avilés un delito de otorgamiento de contrato simulado en perjuicio de terceros.

Anticorrupción solicita asimismo que Avilés, López Abad y 18 antiguos miembros de la Comisión de Seguimiento y Control de Tenedora de Inversiones, participada por la CAM, indemnicen con 1.494.030 euros al Banco Sabadell, actual propietario de la entidad alicantina.

Los exresponsables de la Comisión de Seguimiento y Control de Tenedora de Inversiones están considerados por la Fiscalía como responsables civiles por haber presuntamente cobrado dietas irregulares. El Ministerio Público solicita por último a la Audiencia Nacional que se imponga a Avilés y López Abad la inhabilitación especial durante el tiempo de la condena “para el ejercicio de cualquier profesión, oficio, industria o comercio relacionados con el sector bancario”.

Esta petición se produce después de que el instructor dictase el pasado 9 de enero auto de transformación en procedimiento abreviado similar al procesamiento contra López Abad y Avilés, dejándoles de esta forma al borde del banquillo de los acusados.

El escrito de la Fiscalía, de hecho, pide al juez que decrete la apertura de juicio oral. La propia CAM, a través de la representación procesal del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), ha solicitado por su parte se condene a seis años de cárcel a López Abad y a diez años de prisión a Avilés.

Gómez Bermúdez investigó estas dietas y créditos presuntamente irregulares en una de las piezas separadas abiertas en relación con la gestión de la CAM. La causa se centró en los créditos ?algunos con fondos públicos- concedidos por la entidad a Avilés, quien supuestamente destinó el dinero a fines para los que no estaban autorizados.

En la causa principal están imputados cinco exdirectivos de la CAM, entre ellos la exdirectora general Dolores Amorós, por delitos societarios, de estafa y de maquinación para alterar el precio de las cosas. Además de Amorós, están encausados los exdirectivos Vicente Soriano, Teófilo Sogorb, Modesto Crespo y el propio López Abad.

Las diligencias contra los antiguos responsables de la entidad bancaria se abrieron en noviembre de 2011, cuando la Audiencia Nacional admitió la denuncia presentada por cerca de 500 afectados por las participaciones preferentes.

Tras la intervención, que tuvo lugar pocos meses después de que la entidad anunciase unos beneficios de 38,9 millones de euros, se destaparon diversas irregularidades, como la concesión de pensiones vitalicias para la cúpula directiva.

Fuente: Servimedia