Nacional Política Sectores

La logística: un gran reto para el sector del automóvil

Mejorar su eficacia ahorraría a la industria 5.000 millones de euros al año

El sector del automóvil puede ser más competitivo. ¿Cómo? Mejorando la logística. Los costes logísticos suponen entre el 10 y el 15 por ciento del total de fabricación, mientras que la mano de obra entre el 7 y el 8 por ciento. Además, en calidad logística España ocupa la posición número 18 en el Logistics performance index 2014- Índice logístico global de España, elaborado por el Banco Mundial algo que José Luis López-Schümmer, presidente de Anfac (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Caminones) y consejero delegado de Mercedes Benz España “está muy mal”, especialmente si tenemos en cuenta que “somos los mayores fabricantes del mundo”.

De hecho si la industria de la automoción nacional mejorase su eficacia en este ámbito se podrían llegar a fabricar 4 millones de vehículos al año y se ahorraría 5.000 millones de euros al año (500 de ellos en el sector del automóvil). Con el objetivo de superar este reto desde Anfac han arrancado el motor  y el pasado jueves presentaban el plan Logística 3 millones que tiene como objetivo “mejorar la competitividad del sector en al menos dos puntos y convertir a España en la gran plataforma logística del Sur de Europa”. A tenor de las personalidades que acudieron a su presentación -desde la ministra de Fomento Ana Pastor junto a su secretario de Estado, la secretaria de Estado de Industria, diputados, etc…- el plan cuenta con todo el apoyo de la Administración y se pone de manifiesto lo estratégico de la automoción para la evolución de la economía española.

Crucial para el crecimiento

El crecimiento de la demanda mundial de vehículos y su extensión a los nuevos mercados emergentes como China, India e incluso algunos países de África, convierte a la logística en “un aspecto crucial para ayudar a seguir creciendo en fabricación y escalando posiciones en el ranking mundial”, explicó López-Schümmer. No obstante “el automatismo no existe y la producción sólo va a crecer en los países que sean más competitivos”.

España, por tanto, debe aprovechar tanto su potencial como octavo fabricante mundial y como su ubicación geográfica, que resulta estratégica  en los 5.000 millones de vehículos que se mueve el import/export. Pero para  ello se debe mejorar además dela logística , los costes laborales, los energéticos o la intermodalidad, entre otros,  así como impulsar el desarrollo de fábricas globales o, en palabras de José Manuel Machado, presidente del Comité de Logística de Anfac y presidente de Ford España “megaplantas -mandan coches a muchos sitios y reciben componentes de muchos sitios- que hacen las distancias mucho más minúsculas de lo que eran antes”.

Todo ello en un país en el que las exportaciones crecen hasta el  mes de abril a un ritmo del 9,85 por ciento y en los cinco primeros meses se alcanzó un superávit en la balanza comercial de más de 196 millones de euros y se registraron un total de 764.527 unidades vendidas a mercados exteriores. Además, según el Informe mensual de comercio exterior elaborado por la secretaría de Estado de Comercio del Ministerio de Economía, el sector del automóvil exportó en el mes de abril 3.370 millones de euros, un 19,2 por ciento más que en 2014. Una tendencia al alza en la que cabe destacar que, aunque más del 70 por ciento de los coches que se producen en España se quedan en Europa, las ventas de vehículos a Estados Unidos se han multiplicado por dos en los últimos meses.

Machado no dudó en afirmar que “estamos en todos los planes del Gobierno” y destacó el acuerdo con Adif como primera medida para la mejora de la logística en el sector. Un acuerdo al que también hizo referencia la ministra de Fomento Ana Pastor, quien se comprometió a continuar con los programas y actuaciones para mejorar la competitividad de la industria del automóvil y atraer mayor inversión a España.