Política Sectores

La moratoria de Barcelona podría afectar a alrededor de 28 proyectos hoteleros

La nueva medida moratoria, impuesta por el Ayuntamiento de Barcelona, con el objetivo de evitar la masificación turística podría afectar a alrededor de 28 proyectos hoteleros. Esta ley ha despertado múltiples críticas en el sector, que cuestionan los riesgos y consecuencias que podría tener.

El profesor de Economía Turística de la Escuela Internacional de Gestión Hotelera Vatel España, Jean François Koster, opina que la medida del ayuntamiento dirigido por Ada Colau “no afectarán a la llegada de turistas, puesto que Barcelona es un destino consolidado y atractivo, con una imagen dinámica y moderna, y con el valor añadido del puerto”, aunque la inversión podría trasladarse “a otros destinos nacionales, como puede ser Madrid y, fundamentalmente, internacionales”.

Aun con todo, Koster es consciente de los problemas relacionados con la masificación por eso aconseja “emplear el periodo de moratoria en el rediseño de una estrategia turística para la ciudad, abordando aspectos como la masificación, de la que los cruceros son buena prueba, y definir qué demanda real de camas hay frente a la oferta existente, en qué zonas y con qué picos anuales”. En este sentido, aconseja realizar un estudio para conocer si realmente se necesitan crear nuevas infraestructuras hoteleras y, si realmente no hay tanta demanda de camas, reducir su tamaño.

El problema vendría en los pequeños periodos de congresos, los cuales aumenta la demanda hotelera. En este sentido, Koster propone instalar “hoteles modulares que refuercen la oferta de camas pero que, tras el evento, puedan ser desmontados. Una iniciativa que, además, permitiría a Barcelona posicionarse como una ciudad flexible y comprometida con la sostenibilidad”, o colaborar con las zonas limítrofes de la ciudad, convirtiéndolas en una alternativa al alojamiento.

Yasmina Pena