Noticias Opinión

Las matemáticas, el reto de saber aprender

Pese al esfuerzo y las horas de dedicación que muchos estudiantes de Secundaria invierten en el aprendizaje de las Matemáticas, no acaban de comprenderlas. Muchos alumnos no pueden seguir las explicaciones de los profesores ya que no entienden los procedimientos que se realizan para llegar a las deducciones finales. Esto deshttp://diariofinanciero.com/las-matematicas-…e-saber-aprender/encadena un gran problema en el aprendizaje de las Matemáticas, diferenciándose de cualquier otra materia que se basa en aprendizaje significativo y memorístico alterno. Con las matemáticas, cuando las problemáticas se vuelven más dificultosas, el procedimiento es lo más importante de todo el proceso desde el inicio hasta el fin. Asegurar las bases adecuadas del aprendizaje de las matemáticas es la clave para el éxito.

Las Matemáticas suelen convertirse en una de las materias más duras de la Educación Secundaria. Los estudiantes no comprenden su lógica, y, por ende, no saben cómo resolver los problemas y operaciones que se les plantean. Las  matemáticas secundaria conllevan procedimientos complejos en los que el proceso a realizar es de suma importancia para llegar a los resultados correctos. La dificultad asciende y los estudiantes cada vez están más perdidos.

La tarea a realizar en la Educación Primaria, que difícilmente sucede con éxito, es asentar las bases necesarias para comprender cómo se llevan a cabo las operaciones más básicas para ir subiendo la dificultad de ejercicios mentales en la Secundaria. El problema central es que la mayoría de los profesores y las profesoras enseñan las Matemáticas mediante métodos cerrados que no dan pie a que los propios estudiantes busquen el método que mejor se adapta a las necesidades y capacidades de cada uno.

Cada persona posee una estructura cognitiva diferente y adapta los nuevos conocimientos en relación a las bases que posee; las metodologías existentes son tan solo técnicas distintas que sirven para llegar a un resultado. No hay métodos correctos o incorrectos, sino métodos que para unos resultan más fáciles de resolver lo que se plantea. Lo más importante es que la lógica de tal método funcione para esa persona en particular. Esto no quiere decir que necesariamente el método le lleve a la respuesta correcta, puesto que todos podemos equivocarnos. Pero, si una persona resuelve una operación o problemática del modo que más fácil le resulta, siguiendo una lógica clara y coherente, tendrá más probabilidades de llegar hasta el final del proceso con éxito. Esta idea convierte el aprendizaje de las Matemáticas en una forma productiva de enseñanza.

Recursos para aprender matemáticas fuera del Instituto

Muchos estudiantes de matemáticas en secundaria, a pesar de haber dedicado esfuerzo y tiempo a su aprendizaje, no han conseguido comprender su funcionamiento con éxito. No es recomendable darse por vencido, ya que la mayoría del profesorado tiene intenciones sinceras de enseñar la materia de una manera productiva, sin embargo, por desgracia en la práctica no se dan cuenta de que no están usando los métodos educativos adecuados.

Por ello, una alternativa a contemplar podría ser aprender esas bases sólidas en cuanto a procedimientos mentales adaptados a las peculiaridades de cada uno, fuera del entorno escolar con el fin de durante y después de tal aprendizaje poder integrarlos en el aula de manera natural. Existen páginas web como Ekuatio que se centran en la enseñanza de las matemáticas de diferentes niveles educativos. En servicios como este se explican los conceptos básicos que todo estudiante necesita para resolver las operaciones y ejercicios planteados.

La clave de un aprendizaje significativo, productivo y comprensivo se basa en impartir la teoría de una forma práctica, con el fin de que cualquier estudiante pueda pasar sus estudios sin problema. Aprender desde casa supone aprender otros métodos, siempre respetando el ritmo de cada uno, ya que somos diferentes y tenemos distintas necesidades educativas. Las plataformas online tienen una gran ventaja, y es que las lecciones están explicadas paso a paso y detalladamente, basada en cuestiones determinadas que puedes practicar una y otra vez. Normalmente, se proporcionan problemas ya resueltos con los que puedes comparar posteriormente.

Esto inclina la eliminación de cualquier tensión o presión presencial como ocurre en numerosas ocasiones en el aula. La competitiva también afecta a muchos alumnos que quieren alcanzar niveles a los que otros ya han llegado, sin percatarse de que seguramente no han encontrado las estrategias necesarias para ello. La presión afecta a que una persona se ponga nerviosa y, en consecuencia, se bloquee cuando esté resolviendo un problema. De este modo, practicar las matemáticas con un apoyo online para que siga el ritmo que desee, es una forma de asentar bases y potencias la confianza en uno mismo o una misma.

Lo que todo estudiante debe comprender es que no existe una fórmula mágica para resolver todos los problemas matemáticos del mundo. Indagar en uno mismo o una misma y conocer los métodos que mejor se adaptan a sus necesidades es lo más importante. Si no se asientan estas bases, la repetitiva práctica de diferentes ejercicios no servirá de nada. En el momento en el que se requiera la resolución de otro tipo de operaciones, el alumno o alumna se encontrará perdido, ya que cada problema tiene unas peculiaridades determinadas.